FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 12 de Octubre ¡Basta de Mentiras!  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

12 DE OCTUBRE ¡BASTA DE MENTIRAS!

Adrián Ferreyra, Julián Berg  -  17 años  -  2º año de economía y gestión del Polimodal, Colegio Nuestra Señora de la Misericordia  -  San Nicolás, Argentina.

 

            Una sociedad económica, cultural, social y tecnológicamente avanzada fue exterminada por la cultura imperialista europea ya que tenían la firme pero errada convicción de que eran superiores. 90.000.000 de nativos americanos, verdaderos nativos americanos, fueron inhumanamente asesinados por no aceptar lo que los “civilizados y cristianos” llamaban sociedad.

            El 12 de Octubre simboliza el genocidio más grande en la historia de la humanidad. No debemos ser tan miserables y celebrarlo como fiesta de conmemoración a la hermandad cultural, porque los invasores europeos no lo hicieron. La ciencia, el pueblo, los monarcas y la Iglesia Católica no consideraron a los americanos humanos y entonces los mataron a quemarropa. Pero a pesar de todo esto, las generaciones nuevas tenemos la obligación de no olvidar los hechos acontecidos a lo largo de la historia para, así y de una buena vez, fomentar en el corazón de cada americano la gloriosa idea  de que no somos Europa. El futuro de Latinoamérica depende solo de nosotros y nuestro accionar.

            Desde hace 500 años estamos creyendo que la cultura europea es sinónimo de progreso, cuando en realidad es sinónimo de imperialismo salvaje, colonización bañada en sangre por intereses económicos, capitalismo caníbal, y guerras, guerra de secesión, guerra de los cien años, guerras mundiales, etc.). Hoy nos encontramos sumergidos en la crisis económica y social más grande que ha sufrido nuestra región y todo por seguir un modelo cultural ajeno a nuestra realidad. Una cultura que prioriza las posesiones materiales y desprestigia los aspectos humanos de las personas.

            Para solucionar esto deberíamos crear conciencia en todas las personas de que la educación es la herramienta básica para evitar la manipulación de la gente que nos quiere ignorantes para que seamos más fáciles de subordinar.

            A nuestros niños deberíamos enseñarles que la verdad no está en algunos libros de historia, que los invasores europeos no llegaron a América sonriendo y trayendo mensajes de paz, amor y fraternidad. Ni siquiera que engañaron a los aborígenes intercambiando oro por cuentas y espejos, ¡NO!, el oro lo consiguieron con espadas y trabucos.

            Con esto queremos decir: ¡basta de mentiras! Queremos una educación objetiva, correcta y con verdadero espíritu crítico. Debemos aprender a analizar los hechos y después juzgar. La educación con el amor a la vida como estandarte es lo único que nos va a sacar a flote de esta depresión social.