FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Octubre de 2000, Renunció Llach, Comienza la Cháchara  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

RENUNCIÓ LLACH, COMIENZA LA CHÁCHARA

 

Juan José Llach renunció o, mejor dicho, lo hicimos renunciar al no poder concretar la firma del llamado "Pacto Educativo II".

Los docentes hemos luchado con un arma que no tenían pensado que utilizaríamos: Internet. Quizá para algunos esto sea una novedad, pero lo cierto es que influyó en gran medida lo que se hizo utilizando la Internet para informar y movilizar la “opinión pública”. Lo que se hizo fue:

  • Utilizar el correo electrónico y las páginas de Internet para dar a conocer información que estaba vedada en los medios de comunicación como la radio, la televisión, los diarios y las revistas, incluso los gremios ocultaron información; no porque estuviera la censura jugando de las suyas, sino porque los sistemas de poder son hoy muy fuertes. Podemos comprobarlo actualmente con el tema de las llamadas “escuelas charter” que en estos días tienen tanta prensa.

  • Intervenir activamente en los grupos de debate a través de las páginas interactivas, las encuestas en línea y las listas de correo electrónico.

  • No callarnos la boca. Decir concretamente lo que pensábamos y denunciar las atrocidades que se escondían en los enunciados del ex ministro y sus seguidores.

Esta experiencia nos tiene que mover en el sentido positivo de utilizar las nuevas tecnologías como canales de expresión directos y sin el “control” de los sectores de poder.

Cuando un pueblo se informa y debate abiertamente consigue ir encontrando coincidencias. Los docentes que estamos contra esta transformación educativa digitada desde las recomendaciones del Banco Mundial nos dimos cuenta que no somos unos pocos que predicamos en el desierto. Con Internet nos hemos conocido y reconocido abriendo nuevas posibilidades para defender a la educación y mantenerla en alto como un derecho. Nos dimos cuenta que no somos pocos y que, cuando llenamos las casillas de correo electrónico de organismos gubernamentales, diputados, senadores, políticos, etc., tenemos la fuerza de torcer hasta el brazo más tozudo de la ignominia.

Pero también aprendimos que debemos organizar nuestra acción virtual. Para ello existen varios sitios educativos que están tratando de coordinar las acciones de debate y difusión de información. Usemos esta nueva tecnología sin perder de vista nuestro principal objetivo: Defender la educación como derecho de todos los seres humanos sin ningún tipo de distinción.

Renunció Llach y De la Rúa nombró Ministro de Educación a Hugo Juri, un radical de pura cepa al que, como a todo radical, le encanta hablar. Hablar hasta por los codos, pura cháchara. Con él, ya estamos en condiciones de decir que sólo será un títere que tiene la misión de llevar adelante el "Pacto Educativo II", esta vez, haciéndolo por medio de la sanción de una ley en el Congreso. Cuidado, no bajemos los brazos.

Saludos.

Federico Martín Maglio - octubre de 2000