FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Febrero de 2001, La Iglesia Fascista  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LA IGLESIA FASCISTA

 

El lunes 12 de febrero se inició el tradicional encuentro de rectores católicos en la ciudad de Buenos Aires, organizado por el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec). Allí hizo uso de la palabra monseñor Mario Maulión, presidente de la Comisión de Educación del Episcopado y Obispo de mi ciudad, San Nicolás.

En su discurso pidió al gobierno que fortaleciera en todo el país la aplicación de la Ley Federal de Educación 24.195. Desde 1993, año de su sanción, la Iglesia argentina la defendió, principalmente, por los siguientes argumentos:

  • Reconoce la dimensión trascendente de la persona.
  • Valora el papel de la enseñanza privada.

Esto nos llama a hacer algunas reflexiones...

La Iglesia Católica Apostólica Romana tiene una Doctrina Social que se supone debe defender y dar a conocer. En la misma se expresa que el católico no debe apoyar ideologías liberales ni marxistas; la primera por exaltar el individualismo estimulando la búsqueda del interés personal y el poder; la segunda por negar la trascendencia del ser humano y coartar la libertad individual.

Como se podrá apreciar, hay una notable contradicción entre los dichos en esta doctrina y el apoyo expresado a las reformas neoliberales (o neofascistas, como me gusta llamarlas en forma personal) en el área educativa. Lamentable es ver una realidad que contrasta con las ideas expresadas desde la Encíclica Rerum Novarum (1891) y demás documentos sucesivos.

Además, es pertinente hacer conocer que monseñor Maulión en San Nicolás dejó a 1.500 alumnos del Instituto Nuestra Señora del Luján en la calle al desalojarlos del edificio construido por la comunidad del barrio, docentes y alumnos. En 1998, cuando sucedieron los hechos, ya era el encargado del área educativa del Episcopado. En dicho Instituto había una escuela primaria, una secundaria, un terciario y uno de formación profesional. Para construir las instalaciones, muchos docentes dejaron sus sueldos en forma íntegra durante más de un año sumándose al aporte de toda la comunidad. Maulión sacó a todo el mundo y ahora, se dice, intenta alquilar las instalaciones... (sin más comentarios).

Con tales antecedentes, no sólo Maulión sino la Iglesia argentina en general, están demostrando una vez más que sólo les importa el beneficio personal y su vigencia como "grupo de poder" político sin importar en absoluto cuáles son las bases filosóficas para la educación del ser humano.

Desde FMM Educación se recomienda a monseñor Maulión y a todo el Episcopado argentino que vuelvan a leer -si es que alguna vez lo hicieron- el libro "Doctrina Social de la Iglesia" de Gerardo T. Farrell que es argentino y tienen la obligación intelectual y espiritual de no desconocer.

Con actitudes como éstas es fácil comprender cómo la Iglesia se aleja cada vez más del pueblo. Si Jesús estuvo presente en la jornada de inauguración, seguramente se estará preguntando si su sacrificio fue en vano.

 

Federico Martín Maglio - febrero de 2001