FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Enero 2002, Los Políticos no Aprendieron la Lección  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LOS POLÍTICOS NO APRENDIERON
LA LECCIÓN

Los políticos no aprendieron la lección. El pueblo demostró su hartazgo por sus privilegios y la corrupción de la mayoría. El 19 de diciembre comenzó un proceso revolucionario a partir de la protesta pacífica que, en muchos casos, los grupos de violentos pagados por algunos de los políticos cuestionados no lograron empañar.

Cacerolazos, llaverazos, marchas, manifestaciones... Pero la dirigencia política -en su gran mayoría- no aprendió, no escuchó y se resiste a realizar las acciones que verdaderamente corresponden.

Primeramente, eligieron como presidentes a Adolfo Rodríguez Saá y luego a Eduardo Duhalde, ambos muy cuestionados y acusados de corruptos. Encima, se mofaron del pueblo al nombrar como ministros y secretarios a personajes siniestros.

Seguidamente, comenzaron a votar en maza leyes y prebendas para los grandes bancos y empresas extranjeras.

Sólo la acción popular podrá terminar con esta terrible realidad de manipulación y latrocinio al país. Lo que resta saber, es si el pueblo aprendió la lección. Porque es realmente triste pensar que si hay 3 millones de personas que se endeudaron en dólares, significa que la ignorancia y la estupidéz fueron una realidad que es deseable acabar de una vez por todas. Tal equivocación en las decisiones tomadas sólo se compara con el voto a Alfonsín, a Menem (2 veces) y a De la Rúa; claro, ahora se llora sobre el "muerto", pero a este lo asesinaron todos los que festejaban el 1 a 1 y el resultado de las elecciones.

Es de desear que la lección se haya aprendido. Podemos pensar positivamente a partir de las asambleas vecinales y las acciones que día a día la clase media está organizando para exteriorizar la protesta y ponerle un freno al robo a nuestro país.

También esperamos que este ejemplo cunda en el resto de iberoamérica. Quizá sea el inicio de una humanidad que busca nuevos horizontes.

Saludos.

Federico Martín Maglio - enero de 2002