FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Marzo de 2002, El Fracaso de las Reformas Educativas  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

EL FRACASO DE LAS REFORMAS EDUCATIVAS

 

El director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, República Argentina, Mario Oporto, dijo: "Los egresados del polimodal no están preparados para las exigencias de la universidad". Esta elocuente verdad también lo es para la educación terciaria. Día tras día vemos en los diarios cifras alarmantes acerca de los aplazos en los cursos de ingreso que rondan entre el 80 y el 90 %.

En ambos sistemas, los fracasos de grandísima cantidad de aspirantes a continuar estudios en el nivel superior revela una verdad incuestionable: Que las reformas educativas implementadas a instancias de organismos financieros internacionales y políticos locales de casi toda iberoamérica han demostrado su inviabilidad.

Desde hace muchos años algunos docentes venimos llamando la atención sobre tales reformas. Hemos criticado, argumentado, elevado contra-propuestas, etc. pero nunca escuchan.

Muchas veces se ha dicho que algunos de esos créditos otorgados para tal o cual proyecto no se materializan en la realidad porque el dinero "se pierde" en diversas cuentas personales. Nuestros representantes juegan a como que hacen algo sólo para justificar su aumento patrimonial.

Lamentablemente, estas reformas se han implementado a instancias del silencio cómplice y hasta el apoyo de muchos que se dicen docentes y que sólo demostraron su total ignorancia en cuestiones educativas. Grandilocuentes discursos, faraónicos proyectos, miles y miles de notas, revistas, folletos y libros... Todos vacíos de racionalidad y sentido común, como también de conocimientos básicos acerca de lo que es y significa la educación.

Entonces, nos quedan algunos interrogantes...

¿Por qué tantos años para que "se den cuenta" que lo que nosotros decíamos era así?

¿Quién se hace cargo del desquicio producido?

Lamentablemente, sabemos las respuestas y seremos los docentes de aula los que "pagaremos" los platos rotos; lo estamos haciendo todos los días.

Saludos.

Federico Martín Maglio - marzo de 2002