FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Abril de 2002, Correo Electrónico Usado por Docentes (parte I)  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

EL CORREO ELECTRÓNICO USADO POR DOCENTES (parte I)

 

Le herramienta del correo electrónico es indispensable para cualquier docente de inicios del siglo XXI. No es que sea "mejor docente que otro" por el sólo hecho de tenerlo, puede ser así; lo que afirmamos -y confirmamos- es que amplía el panorama mental acerca de la sociedad en la que vivimos, tanto nacional como mundial.

Desde hace mucho tiempo, un docente se formaba con libros. Con ellos se adquiría la cultura general que se afirmaba en los contactos sociales, la lectura de los diarios y, luego, con la radio y la televisión tenía una ventana al mundo que le mostraba lo que los sectores de poder querían.

Pero hoy esas tecnologías no alcanzan para formar integralmente a un "ciudadano".

La rapidez con que suceden los hechos sobrepasa en mucho la impresión de libros que deberá profundizar su labor en el análisis reflexivo (algo que la inmediatez no puede hacer). El correo electrónico nos abre otras posibilidades que son muy necesarias en las circunstancias actuales, sobre todo, en una sociedad que tiene crisis recurrentes. Esta herramienta nos permite...

  • Hacer catarsis acerca de lo que nos pasa con otros docentes.
  • Comprobar que nuestra realidad es la misma que la de tanta otra gente; aprendemos a compartir, a apoyarnos.
  • Encontrar otras personas con inquietudes similares que muchas veces no hay en nuestro círculo comunitario físico-temporal.
  • Compartir experiencias de trabajo y complementar nuestra visión profesional.
  • Tener acceso a una fuente de información alternativa que no está controlada por los sectores de poder.

Si aprendemos a sacarle provecho, tendremos una herramienta invalorable para nuestra formación permanente y la búsqueda y creación de nuevas estrategias de trabajo y crecimiento personal. En el futuro, hablaremos acerca de lo que se hace mal con el correo electrónico; en esto hay mucha tela para cortar, lamentablemente.

Saludos.

Federico Martín Maglio - abril de 2002