FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Julio de 2002, Mundial de Fútbol ¿Seremos Cómplices? II  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

MUNDIAL DE FÚTBOL ¿SEREMOS CÓMPLICES? II

 

A raíz de la primera parte en el desarrollo del tema del mundial de fútbol, recibimos gran cantidad de correos. La mayoría fueron críticas basadas únicamente en que se estaba atacando el sentimiento del pueblo y sus bases culturales al criticar la actitud de muchos educadores de aceptar suspender las clases y hasta consentir la ausencia en masa de los alumnos a las escuelas los días en que jugaba la selección argentina y, de acuerdo al país que se trate, también en Brasil, Uruguay y Paraguay, por solo nombrar algunos.

En realidad, lo que quisimos expresar en aquella oportunidad son dos ideas principales. Primeramente, que se está viendo una degradación muy aguda en el ámbito educativo en cuanto a la responsabilidad como valor. La segunda, que los docentes no podemos ser cómplices ante negociados pergeñados entre empresas multinacionales "decidiendo la suerte" de representaciones deportivas en base al dinero y no a los logros y capacidades demostradas sobradamente en las actitudes frente a la vida.

Creemos que lo sucedido en este mundial con respecto al "resultado" de algunos partidos y la posterior "clasificación" de determinados equipos es más que elocuente sobre lo que advertía en el anterior editorial del mes de junio. Pero no es un fenómeno nuevo y tememos que en el año 2006 se deberá expresar otra vez las mismas apreciaciones sobre este tema (lo venimos haciendo desde 1994) ya que parece ser, en este país -y continente- no hay memoria y por ello no se aprende de las experiencias vividas.

Los docentes no debemos confundir lo que puede ser un genuino espíritu futbolero con un circo montado para ganar dinero por unos pocos vivos. Esto quedó sobradamente demostrado otra vez (ya había sucedido en los mundiales de 1994 y 1998) con los arbitrajes y los compromisos de los jugadores profesionales (tomar como referencia la reacción del presidente del Club Peruggia con su jugador coreano). En Argentina muchos se rasgaron las vestiduras cuando algunas voces dijeron que el jugador Verón había ido para atrás contra Inglaterra, pero lo cierto es que su contrato vale varios millones de dólares.

En la educación se está confundiendo muy gravemente lo que corresponde hacer ante la realidad. Estamos observando que, por lo general, se hace lo que los medios mandan cuando en realidad su tarea es enseñar que esos mensajes están dentro de una lógica mercantilista que nada tiene que ver con sentimientos (que pueden ser verdaderos) explotados comercialmente. Es decir, separar la paja del trigo.

Saludos.

Federico Martín Maglio - julio de 2002