FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Agosto 2002, Jubilación Compulsiva de Docentes en la Provincia de Buenos Aires  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

JUBILACIÓN COMPULSIVA DE DOCENTES
EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

Es increíble la ignorancia que tienen algunas personas sobre el tema docente. A raíz de la medida del gobernador Solá en la provincia de Buenos Aires, República Argentina de jubilar compulsivamente a los docentes que estén en condición de hacerlo, estamos escuchando y leyendo por diversos medios los disparates más grandes. Algunos de ellos son...

  • Los docentes con un cargo van a la escuela en bicicleta; los que tienen dos cargos van en autos nuevos.
  • Hay que jubilar a los docentes más viejos para que los nuevos den clases ya que tienen más paciencia.
  • La provincia está bajando el gasto educativo y por ello jubila a los que cobran más por antigüedad.
  • Los docentes son unos privilegiados porque con 2 cargos cobran 1.400 $.

Lo que indigna es que "alegremente" se lanzan afirmaciones sin sentido y con una ausencia total de conocimiento sobre este tema y por ello aclararemos la situación.

El salario docente por un cargo (un turno completo) es de 290 $ (de bolsillo puede variar de acuerdo al abono de material didáctico, descuentos, etc.) para el que recién ingresa. Un docente con 25 o 30 años de antigüedad (a jubilar) cobra el 120 % sobre el básico que es sólo una parte de esos 290 $; pero no es que el gobierno los jubile para gastar menos ya que ahora deberá pagar al nuevo docente (sin el 120 % de antigüedad) pero también deberá pagarle al jubilado. Si este asunto fuese tan fácil de realizar (jubilar para bajar el presupuesto), habrían jubilado durante los últimos años sin inconvenientes cuando los docentes iniciaban los trámites; no lo hacían porque no tenían dinero en el gobierno. No es que ahora la plata apareció mágicamente, lo que sucede es que el gobierno ha impreso 1.400 millones de patacones y lo mismo tiene pensado para el año entrante. Esto se subvenciona con emisión ¿es magia? Sea o no, delata la incapacidad de los representantes para solucionar los temas de fondo en cuanto a presupuesto y prioridades, algo que jamás solucionarán con un sistema que no privilegia la producción con alto valor agregado.

Muchos docentes han pedido la jubilación y se las han negado porque el gobierno no tenía el dinero "real" para afrontar la erogación. También tenemos algunas excepciones en cuanto a que hay docentes que no quieren jubilarse; en este caso, las causas pasan por las ganas que todavía tienen de estar enseñando. No es verdad que no quieran jubilarse porque cobrarán sólo el 70 u 82 % ya que la diferencia se la ahorran en lo que hoy se gasta en ropa, libros, fotocopias y demás material escolar.

Por otro lado, se debe tener en cuenta que la actual transformación educativa puesta en marcha en 1993 ha hecho que la educación entre en una decadencia estrepitosa en todos sus aspectos. En lo que a este tema de la jubilación refiere, debemos estar advertidos de que la mayoría de los nuevos docentes tienen una muy mala base y capacitación formada en las teorías impuestas por la transformación y que están en abierta contradicción a la pedagogía y la didáctica. Los chicos cada vez están peor en el nivel educativo, pero si hay algo que todavía es rescatable en la educación, es la experiencia de "los que más saben" y justamente a muchos de ellos se los quiere jubilar. No es deseable que en las escuelas estén los "más pacientes", deben estar los que saben ya que sólo con la paciencia no lograremos un nivel educativo como tenía nuestro país hace ya bastante tiempo atrás.

Es verdad que hay situaciones no deseadas como las llamadas "tareas pasivas"; son los docentes que, por problemas de salud no pueden dar clases y cumplen otras tareas en las escuelas. La mayoría de estos casos son jubilables pero no se los ha jubilado no porque el docente no haya querido, sino porque el Estado provincial se los había negado.

Las "ligerezas" con que mucha gente opina sobre esta cuestión tienen algunas causas bien definidas; pero principalmente tiene que ver con la gravísima crisis en la que está inmerso el país. Los salarios son tan bajos que cualquiera que gane por encima del término medio es considerado un privilegiado. Este sería el caso de algunos docentes que tienen muchas horas sumadas tras varios años en el ejercicio de la docencia. Pero no sería un lujo el ganar 1.000 $ cuando la canasta básica para una familia tipo (calculada en base a las variables de la UNESCO) era de 2.250 $ en el mes de diciembre. El ideario popular está repitiendo las sandeces pergeñadas por nuestra clase dirigente: nivelar para abajo en vez de exigir un nivel de vida digno para toda la población.

Para terminar, ¿qué tiene de malo que un docente se pueda comprar un auto luego de 20 años de trabajo? La verdad, no sé qué pueda tener de malo, pero lo que sí les comento con conocimiento de causa, es que si hoy un docente se compra un auto, no es precisamente con dinero ganado en su trabajo frente a los chicos.

Saludos.

Federico Martín Maglio - agosto de 2002