FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Junio de 2004, Las Horas Libres  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LAS HORAS LIBRES

Siempre, este tema causa resquemores. Los docentes, porque se sienten atacados en sus derechos cuando los critican; los padres, porque sus hijos no aprovechan las horas de clases o porque salen antes o entran más tarde y les desajustan la organización horaria de la familia; el gobierno, porque se queja de los docentes inescrupulosos.

La realidad es muy compleja; no corresponde la simplificación pero, para ir poniendo las cosas en su lugar, diremos lo siguiente…

Es verdad que existen docentes que se abusan de una reglamentación vieja, perimida en el tiempo y con una realidad muy distinta a la originaria. Por ellos, todos los buenos docentes deben cargar con culpas ajenas y eso no es justo.

Las horas libres se producen ya que el sistema educativo es perverso en muchos aspectos. Sus causas son muchas…

  • El acceso a la docencia en muchos ciclos se realiza por actos públicos que se organizan en los mismos horarios de clase. El docente interesado en tomar horas debe faltar para estar en dichos actos.

  • Exceso de burocracia por parte del gobierno provincial que resta tiempo al docente para cumplimentar trámites, muchas veces, ridículos en su implementación.

  • Desquiciado sistema para la solicitud de licencias en las que el docente debe faltar otro día más para cumplimentar el trámite ante los Consejos Escolares.

  • El sistema de “repartir” por horas en el polimodal en vez de hacerlo por cargo en una misma escuela hace que muchas veces los tiempos no alcancen o que pasen varios días y semanas hasta que los horarios se confeccionen y eviten el choque de horas. Hace muchos años que venimos solicitando la implementación de un sistema como el “Proyecto 13”.

  • El sistema de concursos de oposición y antecedentes tiene tanta burocracia que pueden pasar hasta 4 meses sin cubrirse las horas de un determinado espacio curricular.

  • El docente está siempre expuesto a contraer infinidad de afecciones por contagio, sobre todo, en ambientes eufemísticamente llamados “desfavorables”.

  • Un sistema arcaico de distribución de las tareas institucionales que no permite que otra persona ocupe el lugar del docente ausente.

  • Falta de recursos materiales y humanos en las escuelas para suplir las horas en que el docente no está por otras actividades complementarias y de extensión.

Podríamos seguir numerando causas, pero en las actuales circunstancias no son objeto de estudio ni de solución por parte de las autoridades gubernamentales. Todo es utilizado para defenestrar la actividad de los docentes (sobre todo, los que cumplen) con el objetivo de cambiar el Estatuto en relación al sistema neoliberal. En todo caso, una hora libre es sinónimo de tiempo perdido y la culpa, lamentablemente, para la sociedad siempre es del docente.

Esta práctica (la de culpar siempre al docente) es realizada a propósito y a  sabiendas de las reales causas. Los docentes debemos tener en claro que las autoridades utilizan los medios para desacreditarnos con el fin de quitarnos derechos ganados hace ya mucho tiempo. Es que la privatización y la municipalización necesitan de un sistema de trabajo docente equiparado con el resto de la administración pública. No tienen en cuenta que nuestro trabajo es totalmente diferente y que si hay muchas horas libres, la forma de solucionarlo pasa por cambiar el sistema educativo en forma completa.

Federico Martín Maglio - junio de 2004