FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Agosto de 2004, Hora Difícil para el Sindicalismo Docente  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

SISTEMA EDUCATIVO

REPRESENTACIÓN DOCENTE

 

HORA DIFÍCIL PARA EL SINDICALISMO DOCENTE

Honda preocupación causó en SUTEBA (sindicato de docentes de la provincia de Buenos Aires, República Argentina) las miles de desafiliaciones producidas luego de la "entregada" que nos hizo cuando aceptó el acuerdo con el gobierno. En todos los distritos la desafiliación fue un duro golpe para la buRRocracia sindical que cada día está más sola.

SADOP (el sindicado de los docentes privados) también recibió muchas renuncias y en varios distritos ya no tiene sentido el tener una filial porque casi no hay afiliados.

FEB, la Federación de Educadores Bonaerenses, se salvó de la desafiliación masiva por haber llamado a un paro de 24 horas el día 26 de julio. No obstante ello, tengan cuidado porque las bases ya no se creen que con este tipo de medidas insulsas que casi nadie adoptó ese día van a seguir mucho tiempo. El engaño y la mentira tiene patas cortas.

Los sindicatos menores (por cantidad de afiliados que tienen) siguen brillando por su ausencia. Condenados al ostracismo por su inoperancia tienen como destino el desaparecer o existir en las penumbras de la catástrofe educativa.

¿Qué podemos decir de CTERA? (Confederación de Trabajadores de la República Argentina) ¿existe todavía?, ¿dónde está? Ni vergüenza tienen de cobrar mes a mes. Sin palabras.

Los medios masivos de comunicación han callado supinamente esta realidad. Ni una palabra acerca de la desafiliación de miles de docentes rechazando la política del Frente Gremial que lo único que ha hecho es refrendar las políticas dirigidas por el partido político gobernante al que nuestros representantes sindicales se encuentran afiliados. Igualmente, en las escuelas todos sabemos lo que está pasando.

¿Qué podría frenar el desquicio? Sólo una cosa: Que en septiembre el gobierno nacional, conjuntamente con los provinciales, realice anuncios serios sobre profundas reformas en el sistema educativo. Les guste o no, las verdades que hace años muchos docentes les estuvimos remarcando ya han explotado ante la crudeza de la realidad. Ni un día más se puede seguir queriendo revivir a un sistema muerto desde antes de nacer.

Pero cuidado, no es asunto de aceptar cualquier anuncio. Sabemos de sobra que los mismos y sus posteriores ejecuciones tienen por objetivo "calmar las fieras" y no el aplicar un sistema educativo planificado para una Argentina en desarrollo. Lamentablemente, la palabra "desarrollo", en la Argentina de hoy, es totalmente desconocida. Se habla de crecimiento, pero de "desarrollo" no existe nada y difícilmente lo haya.

El desgano y la falta de visión por parte de nuestros representantes políticos y sindicales, sumado a su ignorancia e incapacidad para resolver los problemas de fondo se deben a su egoísmo que piensa únicamente en el beneficio personal; nada del país y de su gente les importa realmente, todo es basura demagógica que intenta una y otra vez atrapar a los espíritus hambrientos de esperanza de cambiar una vida miserable en un país que podía compararse con el vergel del paraíso.

Los sindicatos ya son cosa del pasado. Surgieron en contra del sistema instituido, ahora son parte de él y no cumplen su función. Están naciendo nuevas formas de organización desde las bases con una conciencia que no ve todo claro... Pero de momento... Porque el vivir cada día siendo traicionado enseña... Enseña que el engaño no dura mucho, que justamente nosotros, los docentes, somos los que estamos preparados para formar al pueblo. Si todos los docentes toman conciencia, en una sola generación cambiará el mundo.

En la docencia y en las demás ramas del sistema social jamás nos conformaremos con el pan cuando deberíamos tener una panadería. Los docentes y los alumnos lo sabemos muy bien. El tiempo se les está agotando.

Federico Martín Maglio - agosto de 2004