FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Julio 2006, Debate de la Nueva Ley de Educación: La Obligatoriedad  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

DEBATE POR LA NUEVA LEY DE EDUCACIÓN: LA OBLIGATORIEDAD

En estos días los argentinos nos encontramos debatiendo por la Nueva Ley de Educación. Uno de los temas puntuales es el de la obligatoriedad. Al respecto, digo lo siguiente...

Si la educación es un derecho, no hace falta que sea obligatoria. Basta con que el Estado GARANTICE el ejercicio del derecho a todos los habitantes y éstos lo ejercerán si lo consideran necesario y beneficioso. Es decir, si la escuela como institución es buena y tiene beneficios para la persona y la sociedad, la gente "se matará" por ir a la escuela, todos querrán tener un lugar en ella.

Otros derechos existen y no hay ley que exprese que sea obligatorio ejercerlos, por ejemplo, el trabajo. Este derecho no es ni siquiera garantizado por el Estado y ahí tenemos el problema de la desocupación ya que el mercado se beneficia con ella (a mayor demanda de trabajo bajan los salarios).

Imaginemos que tengamos una ley que obligue a todos a ejercer el derecho de navegar o profesar un culto a una persona que es agnóstica (artículo 14 de la Constitución Nacional).

En todo caso, la obligatoriedad debería ser de los padres/tutores/encargados de los menores a que los envíen a la escuela. Y aún así podría ser cuestionable.

Personalmente pienso lo siguiente...

Suponiendo que no sea obligatorio ir a la escuela y muchos decidieran no hacerlo ¿la convivencia social se vería resentida? ¿Estaría en mayor peligro que hoy?

Por un lado, pienso que me vería perjudicado no solo por la inseguridad, sino porque habría mucha gente que no aprendería cosas básicas para -por ejemplo- votar mejor y me tendría que "comer" malos gobiernos votados por gente muy ignorante.

Por otro, pienso que hoy tengo un alto nivel de inseguridad y he vivido gobiernos horripilantes votados en una sociedad con educación obligatoria.

Entonces, considero que no se debería perder el tiempo yendo a las consecuencias de los problemas. Hay que solucionar las causas y una de ellas es que la escuela como institución no cumple con la función de educar como corresponde (en el sentido de brindar conocimiento). Si solucionamos esto, quizá y sólo quizá, se pueda mejorar nuestra sociedad.

Federico Martín Maglio - julio de 2006