FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Marzo de 2009, Trece Provincias no Iniciaron las Clases  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

TRECE PROVINCIAS NO INICIARON LAS CLASES

En oportunidades anteriores me explayé suficientemente acerca de los conflictos entre el gobierno y los sindicatos representantes de los docentes. En esta oportunidad sólo diré lo siguiente...

En paritarias nacionales, el gobierno nacional y la CTERA acordaron un piso salarial para los docentes de todo el país. El principal problema es que el gobierno nacional no consulta con los gobiernos provinciales para ver si están en condiciones de cumplir con los números acordados. Esto provoca graves problemas porque lo primero que vemos es el anuncio de paros y el no inicio de las clases en las provincias donde sus gobiernos expresan no poder pagar lo acordado a nivel nacional.

El gobierno nacional sigue, entonces, tomando decisiones y haciendo anuncios para la foto del diario. Son anuncios que nada tienen que ver con la realidad.

¿Y cuál es la realidad?

La realidad tiene varios puntos que no son debidamente tomados en cuenta y me parece que muchos docentes no saben lo que deberían enseñar en las aulas. Concretamente...

  • Los gobiernos provinciales pagan salarios de sus propias cuentas y presupuestos. Los presupuestos son aprobados entre noviembre y diciembre del año anterior y los deben cumplir sí o sí. Entonces, no puede ser que en febrero y marzo (todos los años lo mismo) se tenga que discutir y enfrentar un conflicto totalmente innecesario si se arreglaba cuando debían hacerlo.
  • Los sindicalistas saben esto pero como pertenecen al mismo partido político que gobierna a nivel nacional y en varias provincias, tienen intereses en común. El mayor interés es tener el conflicto controlado (que las bases no se desborden) y controlar a los sindicatos. Esto último implica ganar las elecciones internas y para ello deben dar una imagen de "luchadores" cuando en realidad son funcionales al sistema.
  • Muchos docentes se quejan de los sindicalistas pero luego los votan en las elecciones internas.
  • Muchos docentes se quejan de los magros salarios pero luego votan en las elecciones a los que históricamente siempre nos pagaron mal. Es más, hasta militan en el Partido Justicialista y peor aún, directivos de escuela convierten a sus escuelas en unidades básicas del barrio en donde actúan.
  • Siempre hay inflación, poca o mucha, la hay. Entonces se produce la siguiente ecuación: Inflación - Conflicto por aumento de salarios - Acuerdo o entrega -  Inflación - Conflicto por aumento de salarios - Acuerdo o entrega - Inflación - Conflicto por aumento de salarios - Acuerdo o entrega... y así una y otra vez... ¿Hasta cuándo? Esta no es la forma de solucionar los problemas ya que el problema de fondo sigue existiendo ¿acaso no lo ven?
  • Para resolver esto debe haber una Política de Estado consensuada entre los diferentes sectores políticos y sociales sobre educación. De existir la misma, y de hacerlo como corresponde, no habría más conflictos ya que el problema se solucionaría desde la Política de Estado y las Leyes de Presupuesto Anual (nacional y provinciales).
  • Esta "obra de teatro" que se monta a cada tanto (generalmente, al inicio de clases y a mediados de año) está destruyendo a la escuela pública desde el punto de vista de los padres. Muchos están pasando a sus hijos a escuelas privadas porque allí no hay paros (por las razones que sean) y tampoco, durante el ciclo lectivo tienen tantas horas libres como en las escuelas públicas. Sobre este tema hay una nota muy buena escrita por Martín Caparrós titulada "La Luchas de Clases en la Escuela Pública" .

Saludos.

Federico Martín Maglio - 5 de marzo de 2009