FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Enero de 2010, La Nueva Secundaria en la Provincia de Buenos Aires  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

Enero de 2010, La Nueva Secundaria en la Provincia de Buenos Aires

 

La provincia de Buenos Aires envió los "documentos preliminares" (casi sin cambios respecto de los que tengo desde septiembre de 2008) sobre la Nueva Secundaria que reemplazará al Polimodal desde el 2010.

Al ver los contenidos propuestos y sus diseños curriculares, llego a una conclusión obvia: Ya no saben qué hacer para tener más bajos los niveles de enseñanza.

Sólo haré algunas observaciones que deben ser tomadas como ejemplo (de todo lo demás) y como punta para que cada uno haga su análisis...

Los contenidos abordados son más apropiados para el siglo XVIII que para el presente siglo XXI.

Física: No darán ni el siglo XIX. Llega hasta el siglo XVIII y hoy, rayos láser, fibras ópticas, relatividad y cuántica es fundamental. La física hoy, representa el "estar o no estar en el siglo XXI". Con esta propuesta, involucionamos 300 años.

Biología: La primera unidad representa otro reconocimiento de la baja del nivel educativo de los argentinos. El tema propuesto es la nutrición, algo básico que en los hogares ya hace muchos años que no se conoce y por ello la escuela debe hacerse cargo de enseñar estos contenidos. Pero nada se hace para revertir la tendencia en la baja de conocimientos de la población para que la escuela pueda dedicarse a profundizar contenidos científicos y preparatorios para el nivel superior.

Nuevas Tecnologías: Parece un chiste de mal gusto. El programa de contenidos a desarrollar es un listado de conceptos. ¿Definición de conceptos? Así es, sólo eso. Y encima, sin tener relación con los otros espacios curriculares. Por ejemplo, uno de los conceptos es "nanotecnología" pero en Física estarán viendo la correa y la palanca.

Historia: En los contenidos se proponen algunos pocos conceptos (muy escueta lista de los mismos) pero encima, tales conceptos hay que desarrollarlos de acuerdo con determinados autores cuya bibliografía en castellano está agotada o existe pero en inglés. A las escuelas nada ha llegado al respecto, ni siquiera digitalizado. La bibliografía de Historia Mundial, en su mayor parte, es anterior a 1960. La referente a Historia Argentina la visión propuesta es muy parcializada, con una única orientación ideológica y desactualizada respecto de los avances realizados en su epistemología y paradigmas de análisis. Además, hay recomendaciones metodológicas que son surrealistas, como dar el inicio de la película "La Misión" para abordar al nazismo. Un despropósito total y absoluto. Los temas los dan como "acabados" en su interpretación, dan 2 autores como máximo para determinados temas.

Para poder observar tal documentación...

Es de esperar que este armado curricular no se llegue a poner en práctica. No obstante, la experiencia que he vivido desde los cambios de Alconada Aramburu (con Alfonsín), pasando por Salonia y luego la tristísima LFE con sus engendros de EGB y Polimodal, esto que están enviando es el acabose. Es de terror. ¿Alguien con "poder de decisión" puede llamar la atención y hacer que los cráneos platenses revean, al menos en parte, este desquicio?

Saludos.

Federico Martín Maglio - 1º de enero de 2010