FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Editoriales: Algunas propuestas para salir del desastre  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

ALGUNAS PROPUESTAS PARA SALIR DEL DESASTRE

 

Diagnósticos se hicieron muchos. Desde la Ley Federal de Educación (1993) los "cráneos" (pedagogos de escritorio y dirigencia política) de la República Argentina se la han pasado haciendo diagnóstico tras diagnóstico tapando aspectos que son fundamentales. Por ejemplo, por más leyes que se hagan, por más salarios altos que paguen a los docentes, por más que dispongan de millones de dólares para infraestructura, por más que nos tapen de notebook y de netbooks, nada cambiará sin no se aborda el tema básico y fundamental de los valores.

Es decir, en nuestra sociedad, el “valor educación”, el “valor esfuerzo”, el “valor trabajo”, etc. casi no existe en la mayoría de los chicos y sus familias. Si no se trabaja social y comunicacionalmente en este asunto, nada dará resultado porque no se estará abordando el tema central: VALORES.

Paralelamente, se debe plantear la construcción de Políticas de Estado (un proyecto de país, de sociedad, de persona) consensuado por diversos sectores sociales y políticos (nada que ver con una alianza electoral ya que las Políticas de Estado deben aplicarse gane quien gane una elección). Sin esto, no existe más que el “hoy” en el imaginario popular. Hay que construir paradigmas nuevos en cuanto a cómo deben darse los imaginarios. Por ejemplo, plantear qué se va a hacer para el futuro y que ese esfuerzo redituará, que no se irá por un caño o que cambia el gobierno y todo vuelve para atrás o desaparece (ya que si hay Políticas de Estado, todo se debería mantener en el tiempo).

Si esto no se hace, cualquier otra cosa, cualquier tipo de obra, ley, decreto… cambio de nombres, etc. seguirá siendo “cambiar algo para que nada cambie”, sólo un “lavado de cara para la foto del diario”.

 

Respecto de temas más concretos

Reorganizar los profesorados: Nueva currícula haciendo hincapié en los contenidos disciplinares. Hoy, el profesorado de Historia de la Provincia de Buenos Aires (por ejemplo), de 38 finales sólo 8 son de materias específicas de historia. En los otros profesorados la situación es muy parecida. Es más, en la misma provincia comenzaron con 4 años los institutos formadores para maestras pero nada de contenido específico, disciplinar; las maestras irán al aula sin conocer de biología, historia, geografía, matemática ni reglas ortográficas y gramaticales. Sin docentes de calidad, nada saldrá bien.

Desburocratizar todo el sistema educativo: Trámites, planillerío, cargos de inspector de esto o lo otro. Esto pasa porque los agentes no tienen calidad y hay que controlarlos… además de la alta corrupción y ausencia de comportamiento ético.

Rever el tema de “escuelas públicas y escuelas públicas con gestión privada”: Eso no es serio. Porque, entre otras cosas, los docentes de las privadas no entran por listado. Además, los cursos privados dan puntaje para entrar en el listado de escuelas públicas y no para escuelas privadas ¡¿cómo se entiende?! Deben: Sacar los puntajes a los cursos privados y terminar con el negocio de “comprar puntaje”. Sólo deberán dar puntaje las capacitaciones realizadas en universidades públicas.

Capacitación docente: La capacitación docente debe hacerla la universidad, y en en mayor cantidad relativas a contenidos disciplinares (el docente no puede enseñar lo que no sabe). Basta de pedagogía barata puro bla, bla, bla. Van casi 20 años de bla, bla y miren a dónde hemos llegado.

Secundario: Terminar con la figura “docente taxi”. Se debe trabajar por cargo y los docentes estar habilitados para dar clases en cualquier división. Por ejemplo: a) Cargo de 20 módulos, de los cuales, 12 serán frente a curso y el resto en institucionales (pero trabajadas de verdad). b) Si falta un docente, otro dará clases (en sus horas institucionales) suplantándolo. Además, rever todos los contenidos. No podemos estar en el siglo XXI con contenidos del siglo XVIII (por ejemplo, en Física sólo llegan a Newton y se quedan allí).

Primaria: Cambiar la orientación con la que se está trabajando. Deben enseñar contenidos, saber hacerlo y que los chicos aprendan. No puede ser que lleguen al secundario sin saber las reglas ortográficas (entre tantas otras cosas esenciales), ni saben escribir correctamente su propio nombre y apellido. Basta de comedores escolares, los chicos deben comer en la casa.

 

Concluyendo

Entonces, es evidente que hay que trabajar en cuestiones anexas como el sistema económico-social y el desarrollar al país instalando fuentes productivas de verdad (fábricas con alto valor agregado). ¿O seguiremos sin crear fuentes productivas?

Para lograr educar con calidad debemos tener las garantías del estado sobre los siguientes temas...

Que los alumnos que van a la escuela reúnan las condiciones adecuadas de alimentación, salud y vestimenta.

Que la infraestructura de las escuelas estén en perfectas condiciones.

Que el número de alumnos por aula sea el adecuado para poder garantizar que el proceso de enseñanza aprendizaje se cumpla con eficiencia.

Que sea revalorizada la profesión docente. No somos sólo trabajadores de la educación, somos profesionales de la educación con todo lo que ello implica (proveernos una capacitación adecuada y gratuita, cambiar la forma de trabajo para que el docente trabaje institucionalmente además de estar frente a los alumnos (preparar sus clases, correcciones, capacitaciones, acuerdo con otros docentes, elaboración de apuntes, etc.).

 

Federico Martín Maglio - 10 de septiembre de 2010