FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Carta abierta del documentalista estadounidense Michael Moore  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

CARTA ABIERTA DEL DOCUMENTALISTA ESTADOUNIDENSE MICHAEL MOORE A GEORGE W. BUSH (*)

 

Mr. George W. Bush
1600 Pennsylvania Ave.
Washington, DC

Estimado gobernador Bush:

Así que llegó lo que usted llama "el momento de la verdad", el día en el que "Francia y el resto del mundo tendrán que poner sus cartas sobre la mesa". Me alegra saber que finalmente llegó el día, porque, debo decirle, habiendo sobrevivido 440 días de mentiras y maquinaciones suyas, no estaba seguro de aguantar más. Así que me alegra saber que hoy es el Día de la Verdad, porque tengo algunas pocas verdades que compartir con usted:

1. Virtualmente no hay nadie en Estados Unidos (con excepción de chiflados de la radio hablada y de Fox News) que se sienta exaltado por la idea de ir a la guerra. Créame. Salga de la Casa Blanca, tome cualquier calle y trate de encontrar cinco personas apasionadas por el deseo de matar iraquíes. ¡No las encontrará! ¿Por qué? ¡Porque ningún iraquí ha venido a matar a alguno de nosotros! Ningún iraquí ha amenazado con hacerlo. Ya ve, es como pensamos los estadounidenses típicos: si no percibimos que un tipo sea una amenaza para nuestras vidas, entonces, créalo o no, ¡no deseamos matarlo! ¡Qué raro!, ¿no?

2. La mayoría de los estadounidenses -los que nunca lo eligieron a usted- no es engañada por sus armas de distracción masiva. Sabemos cuáles son los temas reales que afectan nuestras vidas de todos los días -y ninguno comienza con I o termina con K. Vea qué nos amenaza: dos y medio millones de puestos de trabajo perdidos desde que usted subió al poder; el mercado bursátil, que se ha convertido en un chiste cruel; nadie sabe si sus fondos de pensión van a existir, la gasolina ahora cuesta dos dólares el galón y la lista sigue y sigue. El bombardeo de Irak no llevará a que algo de esto desaparezca. Sólo si usted desaparece mejorarán las cosas.

3. Como dijo Bill Maher la semana pasada: ¿cuánto daño tiene que hacer para perder una competencia de popularidad con Saddam Hussein? El mundo entero está en su contra, míster Bush. Cuente a sus compatriotas entre ellos.

4. El Papa dijo que esta guerra es errónea, que es pecado. ¡El Papa! Pero, lo que es peor, ¡las Dixie Chicks! (**) también se han pronunciado en su contra! ¿Adónde tendrán que llegar las cosas antes de que se dé cuenta de que usted forma un ejército de uno en esta guerra? Desde luego, es una guerra que no tendrá que librar personalmente. Igual que cuando desertó mientras los pobres eran embarcados a Vietnam en su lugar.

5. ¡De los 535 miembros del Congreso, sólo uno (el senador Johnson de Dakota del Sur) tiene un hijo o hija en las fuerzas armadas! Si usted verdaderamente quiere dar la cara por Estados Unidos, por favor envíe de inmediato a sus gemelas a Kuwait y deje que se pongan sus trajes para la guerra química. Y que cada miembro del Congreso con un hijo en edad militar también lo sacrifique para el esfuerzo de guerra. ¿Qué le parece? ¿No piensa igual? Bueno, ¿sabe qué?, ¡nosotros tampoco lo pensamos!

6. Para terminar, amamos a Francia. Sí, los franceses han armado algunos líos tremendos. Sí, algunos pueden ser bastante molestos, pero, ¿ha olvidado que no tendríamos este país conocido como América si no fuera por los franceses? ¿Que fue su ayuda en la guerra de la independencia la que nos permitió vencer? ¿Que fue Francia la que nos dio nuestra Estatua de la Libertad, un francés el que construyó el Chevrolet y un par de hermanos franceses los que inventaron las películas? Y ahora están haciendo lo que sólo un buen amigo puede hacer: decirle la verdad sobre usted abiertamente, sin sandeces. Déjese de mear sobre los franceses y agradézcales que por una vez tengan razón.   ¿Sabe?, usted debería haber viajado más (digamos una vez) antes de asumir el cargo. Su ignorancia del mundo no sólo lo ha llevado a parecer estúpido, sino que lo ha colocado en un rincón del que no puede salir.

Pero, anímese, hay buenas noticias. Si hace esta guerra es más que probable que termine pronto, porque me imagino que no hay muchos iraquíes dispuestos a sacrificar sus vidas para proteger a Hussein. Después de que usted "gane" esta guerra, gozará de un tremendo auge en las encuestas de popularidad porque a todos les gusta el vencedor -¿y a quién no le gusta ver una buena sentada de culo de vez en cuando? (¡especialmente si es un culo del tercer mundo!)

¡E igual que con Afganistán, nos olvidaremos de lo que le pase al país después de que lo bombardeemos porque es demasiado complicado! Así que haga lo que pueda por estirar esta victoria hasta la elección del próximo año. Por cierto, ¡falta bastante!, así que a todos nos presentarán un buen Hardy-har-har mientras vemos la economía bajando por el inodoro. Pero, bueno, quién sabe -¡tal vez usted encuentre a Osama días antes de la elección! Vea, ¡piense en eso! ¡No pierda la esperanza! ¡Mate iraquíes, tienen nuestro petróleo!

* Carta abierta del documentalista estadounidense Michael Moore, quien ha causado gran revuelo en Estados Unidos tras la exhibición de Bowling for Columbine, galardonado con el Oscar en la categoría mejor documental

** Trío de música country