FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Entrevista a Noam Chomsky ¿Un nuevo mundo?  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

ENTREVISTA A NOAM CHOMSKY ¿UN NUEVO MUNDO?

24 de septiembre de 2002

Klassekampen

Estados Unidos es la nación más fundamentalista de nuestro tiempo. Y no es mi opinión personal, es un hecho, nos dice Noam Chomsky.

Noam Chomsky es conocido como la persona más citada de la literatura.

Chomsky duda de las estadísticas con respecto a ser realmente la persona más citada. En anteriores oportunidades dijo sobre el tema que de ser así sería irrelevante: Piensen si Marx, Lenin, Mao o Castro aparecieran como las personas más citadas de la literatura occidental.

Pero a pesar de que las búsquedas de su obra y opiniones en internet, así como el hecho de ser citado con tanta frecuencia no es lo mismo que poder y prestigio, no podemos dejar de mencionar que se trata de una de las más importantes "estrellas intelectuales": lingüista, analista y critico de los medios norteamericanos al igual que de sus políticas tanto internas como exteriores.

El hombre que en la década de los 50s y 60s se destacó por sus grandes aportes a la lingüística, al mismo tiempo que se perfilaba como una de las personas más activas en el movimiento contra la guerra del Vietnam, asegura que la mayoría de los medios no cumplen con su trabajo comunicador y educativo, sino que se dedican a reproducir refinada propaganda y lavado mental. Los últimos 15 años de su vida los ha dedicado a viajar alrededor del mundo dando conferencias sobre la política exterior de su país: Los Estados Unidos, además de la situación iraquí, el papel de los medios y la respuesta de los "intelectuales".

Iglesia y extraterrestres

Estamos hablando de una creciente institución, una en la cual se refugian cada vez más personas teniendo en cuenta que el papel de los Estados Unidos en la política mundial ha crecido de igual manera, así como las críticas también lo han hecho.

Los Estados Unidos son sin duda la nación más fundamentalista del mundo, y no es solo mi opinión personal, es un hecho. Hablamos de un país en donde el 50% de la población cree que el mundo tiene 6.000 años de antigüedad. Hablamos de un país en donde el 50% de la gente cree en los extraterrestres. Tan grave no está la situación en Irak, por decirlo de alguna manera.

Solamente fíjate en el ministro de justicia Ashcroft: En su administración ha establecido momento de oración. Y si hubiera escrito él mismo las canciones religiosas, hubiera impuesto además momento de siesta. Históricamente la industrialización ha sido precedida por la democracia. Esto no ha sucedido en absoluto en los Estados Unidos.

Chomsky subraya que Estados Unidos es sin embargo la sociedad más libre que la humanidad ha conocido. Pero está atomizada: la gente ya no cree en la democracia, y la iglesia es la única institución que está uniendo a la gente.

Propaganda

A pesar de que Noam Chomsky es conocido en todo el mundo por sus análisis y como profesor prominente y conferencista, nos cuenta que no por esto es tomado más en serio por los periódicos norteamericanos. Sus columnas y comentarios de sus libros ?varios de ellos entre los más vendidos (best seller)? son publicados junto con artículos poco serios como por ejemplo: cartas al papa invitándolo a tomar café a casa del remitente.

Esta actitud sólo reafirma su critica hacia los medios: el modelo de propaganda, el cual Chomsky abordó junto con Edward S. Herman en el libro: Manufacturing concent, de 1988, el cual asegura que la función de los medios es la de entrenar la mentalidad de la gente hacia la devoción al gobierno y el orden social, económico y político. Los medios son dominados por pesados actores comerciales, estos, como cualquier otra industria, obedecen a la lógica de la ganancia. Sería puro idealismo romántico pensar que esa industria le daría la espalda a sus propios intereses objetivos.

El sistema de propaganda funciona mucho mejor en las "democracias" occidentales que en los regímenes totalitarios: En la Unión Soviética se sabía en la mayoría de los casos que las informaciones de los medios estatales eran invenciones y mentiras. El sistema de propaganda occidental es más complicado y refinado.

Toma como ejemplo la forma como se habla sobre la guerra contra Irak: hablar sobre "tener un conflicto" es en si pura propaganda.

Estados Unidos ha bombardeado Irak por diez años.

Creo que los halcones en Washington tienen razón al decir que Irak caerá como una casa de naipes al momento en que los Estados Unidos lo invadan. El país está arruinado y representa a duras penas un adversario el cual pueda tener un conflicto con los Estados Unidos.

Chomsky está en desacuerdo con aquellos que aseguran que existía más resistencia cuando la guerra del Vietnam.

Veo todo lo contrario: en 1965, cuando Estados Unidos intensivo su participación militar en Vietnam la resistencia a esa escalada no era en nada parecido a lo que se habla que fue, ni en Europa ni en Estados Unidos. «That was the way we treated the niggers») (Esa era la manera en que tratábamos a los negros): era la actitud y el pensamiento de la derecha y parte de la izquierda, ignorante.

1965 fue el año en que Noam Chomsky estuvo activo políticamente. Chomsky ha declarado que: alguien que se haya comprometido tan tardíamente no tiene en absoluto nada por lo que sentirse orgulloso de si mismo.

Hoy en dia, por el contrario, existe una masiva resistencia popular antes de la planeada guerra.

El planeta ha sido, sin duda, un lugar más civilizado, agrega Chomsky optimista

Esto no cuenta entre tanto para los intelectuales: Ellos comúnmente están de acuerdo con el sentido más común

¿Rendirse?

Como muchos otros criticos estadounidences, Chomsky creció en medio de una comunidad inmigrante. Sobre ese mismo ambiente en el cual se desarrolló, nos cuenta que lo recuerda como una "muy viva cultura intelectual", dominada por la inteligencia radical judía de Nueva York.

El lugar de aprendizaje político era la tienda de periódicos de su tío en Nueva York, la cual funcionaba como un sitio de reunión política para refugiados políticos y disidentes: Nunca he encontrado intelectuales que debatan tanto como en ese lugar. Por el contrario, en muchos centros estudiantiles y las más prestigiosas universidades puedes encontrar muchos profesores los cuales bien pudieran ser reemplazados por personal de oficina bien educado, nos dice Chomsky irónico.

Pero. ¿Es todavía posible otro mundo?

Yo crecí en Massachusetts. Hace 100 años existía allí una vivaz clase trabajadora, y ya se hablaba de otro mundo posible. Ellos no habían leído a Marx, pero veían el trabajo asalariado como esclavitud y pensaban que no era más que normal y natural exigir democracia industrial.

Nos cuenta que en varias ocasiones ha realizado cuestionarios para conocer lo que los norteamericanos piensan que está consignado en la constitución.

Sabes lo que la mayoría piensa que definitivamente reposa en la constitución norteamericana?

"Cada uno por su habilidad, cada uno por su necesidad."

Si le preguntas a la gente qué entienden por sentido común, te responden usualmente con mucho sentido común. La gente piensa y cree en lo mismo en lo que creían aquellos trabajadores hace 100 años. ¿Nos rendimos entonces?

¡Por supuesto que otro mundo es posible! ¿En qué otra cosa vamos a creer? Nos dice el profesor norteamericano con una sonrisa.