FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Estados Unidos de América y su Cruzada, de Juan González  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA Y SU CRUZADA

Autor: Prof. Juan Aníbal Edgardo González

 

Es característico en el pensamiento del pueblo norteamericano el anteponer los valores de la Libertad y la Dignidad Humanas en el marco de la Democracia. Todavía hoy la clase dirigente norteamericana cree firmemente que su país tiene la responsabilidad de difundir estos valores para contribuir a la “paz mundial”.

Los europeos después de la Primer Guerra Mundial se alejaron del escenario geopolítico mundial y permitieron la libre actuación de los EE.UU.. Por otro lado se debe tener en cuenta que Roosevelt fue el primero en sostener que su país debía hacer sentir su influencia global y si sus “intereses chocaban con otra potencia, tendría que usar la fuerza”. Wilson representó la encarnación del tradicionalismo americano, Roosevelt comprendió perfectamente cómo funcionaba la política internacional, pero Wilson captó, que la motivación norteamericana estaba en las grandes hazañas.  El contexto marcó la posición de los Estados Unidos de Norteamérica en un mundo capitalista, donde el control económico esta en mano de multinacionales.

Por lo tanto, la política de Estados Unidos de América en Medio Oriente tuvo dos etapas. En primer lugar; los EE.UU. pensaron que los revolucionarios del Medio Oriente buscando su independencia tomarían como ejemplo su imagen de potencia democrática mundial. En segundo lugar; si bien los pueblos dominados en Medio Oriente usaban la democracia para sacudirse del yugo colonial británico y francés, interpretaron la ayuda de la unión como una dominación colonialista. A causa de esta interpretación los EE.UU. debieron poner en práctica una Política de Contención, política utilizada durante la Guerra Fría en las relaciones con la Unión Soviética. 

Ahora bien, la caída de los socialismos reales representó el final de la Guerra Fría. No cabe duda que la URSS perdió la Guerra Fría, pero no fue EUA quien la ganó, el triunfo fue para los poderosos que tenían en sus manos el aparato económico – tecnológico. En este contexto los EUA tienen una participación particular, la de Gendarmes del Mundo, para cuidar este nuevo orden internacional y continuar manteniendo su predominio. La hegemonía de una potencia es transitoria un ejemplo, fue la británica durante el siglo XIX. Haciendo un poco de historia la primera de estas hegemonía fue la romana y se la conoció como la “pax romana”, pero también tuvimos una pax española, una pax británica y vivimos una pax americana. Éste tipo de pax estuvo asociada al carácter imperialista de la potencia que la ostentaba. Los ingleses sabían muy bien donde tenían que intervenir militarmente o si el camino era la vía diplomática y en todo caso retirarse con todos los honores.  Tenemos como ejemplo Gibraltar, Malta y las Malvinas que han sido siempre defendidos con todo su poder.

La dominación de los Estados Unidos de América siempre fue sostenida con el respaldo de estados satélites o “Democracias a Medidas”[1], en mi opinión hoy Kuwait, Arabia Saudita e Israel cumplen esta función en Medio Oriente. Visión que se ha extendido a todo el mundo y esta claro que ya no pueden actuar solos. Sino que necesitan aliados, para poder generar una red de bases militares por todo el Mundo y esto en realidad sí, es muy peligroso. Como en el terreno estratégico-militar no hay quien pueda competir con EE.UU, salvo Rusia, que esta pasando por una crisis económica. Por lo tanto, en el corto y mediano plazo es incapaz de llevar adelante operaciones en paridad de condiciones con EE.UU.. Los Rusos en Medio Oriente también tienen sus problemas (Chechenia). El gobierno de EE.UU. ha dejando en un segundo plano la competencia económica, rubro donde tiene competidores importantes, como Europa y el mundo asiático. La competencia económica es usada como elemento coercitivo en situaciones muy criticas[2]. Mostrando de esta manera su hegemonía como la única superpotencia.

La Agenda de la Política Exterior de Estados Unidos, esta orienta a fortalecer sus actividades en el terreno de la resolución de conflictos, ejerciendo de "Gendarmes del Mundo", de árbitro y calificador de las democracias del mundo, con la intervención en  otros países en sus luchas contra el narcotráfico, el terrorismo y la corrupción, en la defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento de las instituciones internacionales etc.. La Guerra del Golfo de 1991 y Kosovo, son buenos ejemplo. Más allá de la defensa que hizo de Kuwait frente a la intervención de Irak o tomar parte con la OTAN en defensa del grupo étnico que ataco en el Golfo (los musulmanes). Quizás en el Golfo su verdadero interés estratégico es el control sobre petróleo del Medio Oriente y en Kosovo no permitir el avance de intereses que perjudiquen a Europa y Occidente.

A partir de 1.991, los EE.UU. trató de mantener el statu quo, un equilibrio de fuerza en todo el mundo, de ahí su papel de Gendarmes. En este juego la administración Clinton dio prioridad a la diplomacia económica y a la cooperación multilateral, Bush en cambio buscó usar más la fuerza por el camino de la acción unilateral, armando una nueva frontera para su Estado, es decir, el Mundo. No bien llegó al poder Bush mostró sus intenciones, a las pocas semanas bombardeo Irak con la ayuda de Gran Bretaña, luego por cuestiones espacio aéreo se enfrentó con China. La última acción fue la justificación del presidente para militarizar el espacio, él como su padre todavía anhelan concretar el escudo  antimisiles. Esto comprendería una total reactivación del aparato productivo de armas y tecnología de punta y especializada. El escudo protector en principio no serviría de nada, según analistas del Pentágono y eso ha quedó demostrado después de 11 de septiembre. Si hoy los enemigos hipotéticos son los terroristas, los narcotraficantes y la corrupción, entonces haciendo un balance de los posibles adversarios, ¿quién podría hacerle la guerra a EE.UU.? Rusia, China, Europa, etc. “No”.

Después del 11 de septiembre su estrategia se centró en la lucha contra el terrorismo y en la figura de Osama Bin Laden y los Talibanes. Su nuevo enemigo el terrorismo, puede estar en cualquier parte del Mundo, pero parece ser que el único terrorista es Osama bin Laden o cualquier barbudo que lleve turbante (el Islam). El fundamentalismo islámico después de la desaparición de los socialismos reales (Unión Soviética) es su enemigo, pero no todo el Mundo Islámico es fundamentalista, ni son todos los musulmanes Talibanes.

Bush se ha dado cuenta que esta luchando contra un fantasma y le pidió a sus “aliados” están “con nosotros o contra nosotros”, si el desafío fue en estos términos es para tener cuidado. Del otro lado también se trasmite lo mismo. Ante tamaña actitud el congreso permitió un aumento de presupuesto, obtuvo un aumento para sus gastos militares y en el área de información. Todo esto para luchar contra un fantasma creado por él mismo, para combatir el comunismo y los nacionalistas progresistas del mundo. Los comunistas ya no existen, sino en esta lucha son sus aliados, el enemigo es común. Pero debemos tener en cuenta que Rusia no va permitir que Gran Bretaña y EE.UU. se instalen en el patio trasero de su casa, para poder atacar a los Talibanes.   

En una palabra, que ha pasado en el Mundo Occidental. La presencia del enemigo en su territorio ha producido un cambio. De su política internacional llamada “estrategia de primacía” (Clinton), se pasó a una de “enfrentamiento” (Bush). ¿Quizás estemos presenciando el final de la pax americana? ¿Qué se oculta detrás de esta mascara? ¿El control de Afganistán? ¿Es la lucha del “bien contra el mal” o una  “Guerra Santa”?

Preguntas muy difíciles de responder. Las acciones nos muestran gran tozudez de ambas partes, sus discursos en lo único que difieren es en el idioma. La Paz del Mundo se convulsiono, la miseria y la pobreza aumentara. Pero en ésta locura, en la primer ola de bombardeo la principal potencia del mundo se gasto veinticinco millones de dólares[3] y sumemos cuánto cuesta movilizar la flota. ¿Cuántos niños en el mundo comen con lo que se gasta en esta locura? Pero tengamos en cuenta que esto es una parte de la realidad. Quizás los intereses personales o de las potencias superaron todos los discursos de las partes y el mundo nuevamente tendrá que soportar el flagelo de la guerra. Porque los poderosos ya no son tan poderosos y no pueden hacer frente a sus crisis interna sin tener algún pretexto.

Y pensar que solo con distribuir un poco de lo que gastan en armas, se le solucionarían la angustia a muchos pueblos.    


[1] González, Juan A.E.; “Los movimientos Islámicos, EE.UU. y las “Democracias a Medidas”; ponencia presentada en las Terceras Jornadas de Medio Oriente; Departamento de Relaciones Internacionales de la U.N. de la Plata; Año 2000.

[2] Nota del Autor: “Pakistán tuvo que permitir el uso de su espacio aéreo por razones económicas en esta crisis que esta viviendo el mundo, conociéndose su interés por Afganistán.” 

[3] Garamone, Jim; “News Articles”; American Forces Information Service; 07/10/ 2.001, publicación realizada por el Departamento de Defensa de los EE.UU.