FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Historia Liberal y Revisionista, de Martín Maglio  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LA HISTORIA LIBERAL Y LA HISTORIA REVISIONISTA

 

Federico Martín Maglio

Revisado en enero de 1999

San Nicolás

República Argentina

Acerca de lo publicado en "MÓDULOS 7-8"

de la Dirección de Cultura y Educación de la Pcia. De Bs. As., 1995

Cuando se habla de "corriente histórica" significa que un grupo de historiadores coinciden con una interpretación del pasado. En los módulos 7-8 se hace mención a dos de ellas, la liberal (u oficial) y la revisionista. Estas dos corrientes no son las únicas, también existen la marxista, neorevisionista, la escuela de los anales, la escuela alemana, y otras más.

La historia estudia lo realizado por los seres humanos. La historia es escrita por los seres humanos. El ser humano tiene ideas políticas y ellas conciente o inconcientemente se ven reflejadas en su trabajo histórico.

La historia es escrita e interpretada por hombres de acuerdo a sus ideas políticas. Por ello la objetividad completa no existe en la historia. Por lo general, la historia ha sido utilizada para transmitir ideas políticas al pueblo desde la educación primaria. Allí, en las ideas del autor, podemos ver qué idea tiene acerca del país, a qué cosas le otorga importancia, qué hechos fueron positivos y negativos.

En las siguientes líneas se tratará de comprender las corrientes que figuran en el módulo que, históricamente, no son lo mejor que existe para explicar el pasado pero sirven para conocernos más a nosotros mismos y a la historia que siempre nos han enseñado a todos nosotros.

 

Historia liberal u oficial:

Comienza en la segunda mitad del siglo pasado con Mitre, Sarmiento, Alberdi y siguió con Levenne. Son personajes que realizan escritos históricos interpretando el pasado de acuerdo a sus ideas políticas. Ellos toman el poder en 1862 y utilizan la educación para afianzar sus objetivos de país...

Consideraban que lo civilizado era lo europeo y la barbarie todo lo que se relacione a nuestro pasado hispano-indígena. Por ello quieren cambiar la sociedad (la sociedad era mala, había que "civilizarla") buscando el exterminio de los caudillos (y las personas del interior que los apoyaban) y los indígenas suplantándolos con gente europea. Por eso, desde su gobierno, favorecen la inmigración de Europa y, de ser posible, la Europa sajona.

Intentan recrear Europa en América y no construir América sobre América. No es un proyecto nacional, es un proyecto impuesto por la fuerza con ideas traídas del exterior.

Proyecto de país agroexportador para insertar a nuestro país en la División Internacional del Trabajo desde fines del siglo XIX como productor de materias primas para los países industrializados, especialmente Gran Bretaña.

El pueblo argentino no les sirve para su proyecto. Así, en su "historia oficial", el pueblo no existe. Todo el pasado es interpretado como una historia de hombres (próceres) buenos (por lo general fueron los que tenían ideas liberales como Belgrano y Rivadavia) y malos (los no liberales como Rosas y Artigas).

El acercamiento a Gran Bretaña era considerado el progreso.

Esta es la historia que nos quedó de generación en generación y cualquier cosa que se diga en contrario es tomado como una locura.

 

Historia revisionista:

Revisionismo significa que se "revisa" la historia liberal-oficial.

El proyecto liberal-dependiente entra en crisis en 1930 a partir de la Gran Depresión iniciada un año antes en los países desarrollados y, más precisamente, en la década del ‘40. Ahora se interpreta la historia de forma diferente y aparece el llamado revisionismo histórico (Ibarguren, Rosa). Es una historia en donde el pueblo es importante (esté o no presente en los acontecimientos) y se cambia la valoración que realizó el liberalismo sobre alguno de los próceres. Ahora, y en general, los buenos son los que antes se decía que eran malos y muchos de los malos son los que eran considerados buenos.

El acercamiento a Gran Bretaña era considerado como dependencia.

 

¿Entonces?:

En el módulo no se aclara concretamente que existen otras corrientes históricas. Ni siquiera deja aclarado que no se puede hacer historia sin documentos. Actualmente se toma como modelo una forma de ver la historia que ha sido influenciada por la escuela de los anales (francesa).

Pero la Escuela de los Anales no representa a la historia perfecta. Es una corriente que viene de Francia (es extranjera) y no fue desarrollada en nuestro país. Por ello debemos tener en cuenta que si bien nos da los lineamientos básicos éstos deben adaptarse a nuestra realidad.

Es un avance significativo sobre todo lo que se venía haciendo ya que su visión es económico-social y nos permite encontrar respuesta a muchas preguntas. No obstante, no es suficiente ya que no se adentra en la "mentalidad" de los pueblos y sus dirigentes.

Esto significa que debemos abordar el estudio histórico desde otra perspectiva. Es el estudio de la sociedad representada en sus diferentes grupos sociales (oligarquía, burguesía, proletariado, etc.) y su comportamiento de acuerdo a sus intereses económicos, políticos y culturales. Es el estudio de las mentalidades de las personas que vivieron en el pasado (¿cómo pensaban?, ¿qué hacían?).

De esta manera tenemos la posibilidad de trabajar con nuestros alumnos en la formación de "valores humanos" a través de diversas problemáticas: ¿Por qué hicieron esto o aquello?, ¿qué sentimientos los guiaban?. ¿estuvo bien o mal?. Siempre buscando una respuesta al ¿por qué?.

 

Finalizando...

La historia sirve para poder entender el presente, para conocernos mejor y así poder planificar el futuro. Si un pueblo olvida el pasado, se condena a repetir sus miserias. Si un pueblo tiene una historia al servicio de los intereses extranjeros, servirá siempre a los extranjeros. La historia es la conciencia del pueblo, es su formación. Un pueblo sin historia deja de ser libre para ser vasallo de los intereses del momento. La historia nos enseña a pensar "nacionalmente" o "vasallamente".

La historia oficial todavía sigue vigente ¿qué país tenemos hoy?, ¿quiénes se benefician de las riquezas de nuestro suelo?, ¿existe una conciencia nacional?, ¿estamos repitiendo errores del pasado?...

Por el momento no busquemos respuestas (en el módulo está bien claro); hagamos más preguntas... Busquen en su interior qué cosas quieren saber y así sabrán qué cosas ir a buscar en la historia para poder conocernos. Partamos de nuestra realidad... ¿nuestra?.