FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Una Reflexión sobre el 25 de Mayo, por Raúl Guevara  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

UNA REFLEXIÓN SOBRE EL 25 DE MAYO

Por Raúl Guevara

Tengo un montón de cosas por decir... (sólo apunto unas poquitas).

Siempre se consideraba que el 25 y el 9 eran el cumpleaños de la patria.

Quizá la razón de que nosotros mismos dejamos para el fin de semana el festejo de nuestro cumpleaños se haya extrapolado esa versión tan argentina. He tenido compañeras de trabajo que jamás trabajaron el día de su cumpleaños gracias a nuestro generoso régimen de licencias. (no es censura... sólo describo).

Lo que nunca hacemos es festejar el día antes. Por cábala, en nuestra cultura, no se festeja antes de la fecha. Y los pibes han incorporado la idea de saludarse o reunirse a partir de las 0 horas del cumple.

El otro hecho que se me presenta, es que al haber festejado desde el menemato los cumpleaños de la patria el día antes, a las apuradas, en las dos últimas horas. Viviéndolo como otro cumple más, del montón...

Es posible que se hayan cumplido las previsiones de la cábala. Y entonces la Patria se murió, y no nos dimos cuenta, porque la dejaron embalsamada. Los maestros se dieron cuenta y para ir al velorio sí quieren cobrar doble, porque es lo mismo despachar nafta, atender un kiosco, vender entradas de fútbol y festejar ese cumpleaños, o cualquier otro, al menos así lo sostiene el gremio gastronómico.

Lo más terrible es que hayamos matado la patria nosotros, con nuestra falta de respeto por las cábalas. Y no el neoconservadurismo y el Justicialismo en el gobierno.

La culpa es nuestra...

Raúl Guevara (docente de la provincia de Buenos Aires)