FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Tabaco y Economía Personal, por Feliciano Robles Blanco  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

TABACO Y ECONOMÍA PERSONAL

Feliciano Robles Blanco*

Hola amigas y amigos: Este aporte va especialmente dedicado a aquellas personas que por causas familiares o profesionales estéis en contacto con jóvenes adolescentes que se estén iniciando en el consumo de tabaco o ya sean fumadores habituales, porque quizás sea un argumento que les incite a no fumar en el futuro o dejar de fumar si ya son fumadores habituales.

Yo nunca he fumado precisamente porque un día un profesor que yo tuve de matemáticas me hizo el razonamiento que voy a exponerles. Así se lo he contado muchas veces a mis alumnos y a mis hijos y algunos me han hecho caso y no han fumado para preservar su economía personal.

El razonamiento es el siguiente:

Actualmente una cajetilla de tabaco vale 2,60 € y un fumador habitual consume más o menos una cajetilla diaria, así que si decide no fumar dispone de 2,60 € diarios para gastarlo en otras cosas que le plazca más que fumar.

Si es un poco ahorrativo y no fuma al cabo de una semana dispondrá de un ahorro de 18,20 € para gastar en algunas cosas de cierto valor.

Si en vez de gastarlo en una semana decide guardarlo un mes, podrá disponer de un ahorro de 77,80 €, que ya le permitirá gastarlo en algo significativo.

Pero si decide seguir ahorrando durante un año, ya juntará un montante de 949 € con lo que podrá darse algún gusto interesante e inolvidable.

Pero si tiene la fuerza de voluntad de seguir ahorrando y lo guarda durante 10 años, ya tendrá un montante de 9490 € que si lo ha tenido en un banco fijo con el capital ahorrado y los interesas generados ya se podrá comprar un coche nuevo.

Por lo cual si la vida de un coche aproximadamente es de diez años, significa que con el ahorro que tiene por no fumar cada diez que vaya viviendo podrá ir comprando un coche nuevo a expensas del ahorro generado por no ser fumador.

Este cálculo es fácil de comprender y realizar por cualquier adolescente y a veces este razonamiento les resulta más convincente que el tema de la salud, porque muchos jóvenes manifiestan que fuman sabiendo que es perjudicial para la salud con el argumento de que de algo hay que morir y que como el tabaco va dañando lentamente pues no les preocupa mucho pensar que cuando sean mayores morirán por culpa del daño causado por el tabaco.

Un chabal a los 16-18 años se siente generalmente sano y fuerte y piensa que los anuncios del daño del tabaco no le van a afectar a él.

Sin embargo este argumento del dinero si que le suena más próximo porque comprueban cada día cuando compran la cajetilla como se les va una parte importante del dinero disponible que tienen para sus gastos.

Un alumno me dijo el otro día todo entusiasmado con este razonamiento, voy a dejar de fumar y se lo voy a decir a mis colegas y le digo una cosa. ¿ Por qué no va usted a explicar esto en al televisión?. Le dije: En eso estamos, pero de momento me conformo con explicarlo por Internet.

Feliciano Robles Blanco. Licenciado en Ciencias de la Educación