FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Carta a la señora PresidentE  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

SISTEMA EDUCATIVO

CRÍTICAS

 

CARTA A LA SEÑORA PRESIDENTE

Señora PresidentE Cristina Fernández:

De mi consideración…

Después de haber escuchado sus palabras sobre los docentes en su discurso del 1º de marzo de 2012 en ocasión de inaugurar las Sesiones Ordinarias del Honorable Congreso de la Nación (que dicho y sea de paso, le remarco que se olvidó de inaugurarlas a pesar de haber hablado más de 3 horas), le digo algunas cositas…

Se espera del docente…

  1. Que motive a los alumnos todo el tiempo, que levante su autoestima y el amor por el país, la provincia y el municipio, incluso apoyando una jamás impensada cantidad de actos y feriados.
  2. Que inculque el amor por el saber y el conocimiento.
  3. Que modifique su ambiente socio-familiar muchas veces destruido.
  4. Que observe en ellos posibles señales de abuso y violencia de cualquier tipo y en su caso los denuncie con mi nombre y apellido a las autoridades exponiéndome a represalias por parte de los imputados.
  5. Que revise y corrija de los alumnos sus cuadernos, carpetas, trabajos prácticos, afiches.
  6. Que les haga apagar los teléfonos celulares, reproductores de mp3, etc.
  7. Que influya en sus cambios de hábitos en el vestir, comer, salir, dormir… Y les enseñe a vivir dentro del concepto de “desarrollo sostenible”.
  8. Que ponga el cuerpo ante las drogas, su consumo y tráfico contra los culpables que están armados y son mafiosos.
  9. Que explique y enseñe qué es eso de la transmisión de enfermedades sexuales pero aceptando las políticas gubernamentales tendientes a fomentar la libre expresión y elección sexual de los estudiantes.
  10. Que esté atento a las pertenencias personales de cada uno de los alumnos por si tienen armas.
  11. Que no importa la autoestima del docente, siempre trabajar para levantar la de los alumnos.
  12. Que dejen de darle importancia a las materias que no aprobaron y tienen previas ya que la ley permite que pasen al curso siguiente con 2 y hasta 3 (en las escuelas técnicas).
  13. Que les enseñe a hacer amigos, educación ciudadana, amor al deporte y a jugar limpio, urbanidad, normas de vialidad, qué hacer ante terremotos, posible explosión en Atucha I, erupciones volcánicas, etc.
  14. Que enseñe cada una de las fiestas locales, provinciales, nacionales, mundiales y los llamados días del padre, la madre, el libro, la cruz de tal por cual, etc.
  15. Que enseñe en qué consiste la democracia con un concepto erróneo (pergeñado por ustedes) que me olvide de la República, que muestre que existe una Constitución que no se cumple y, encima, se puede reformar cuando al idolatrado caudillo del momento se le ocurra.
  16. Que deben aprender economía doméstica y personal formando a los alumnos como buenos consumidores.
  17. Que marque el camino para que los alumnos sean buenos trabajadores, que sepan cómo buscar trabajo; que, además, sepan cómo vivir sin trabajar siendo cómplice (el mismo docente) de los Planes que les pagan a los alumnos para captar sus votos.
  18. Que les dé yo mismo el material para trabajar en clases ya que el dinero de los planes tiene como destino celulares de última generación (y su costo de utilización), cuotas de la moto, zapatillas importadas de 900 $, etc.
  19. Que comunique a las familias cualquier novedad respecto a la educación de sus hijos aceptando los maltratos cuando no les guste lo que se les dice.
  20. Que además les proporcione cuidados antes del horario escolar y con posterioridad al mismo.
  21. Que evite las peleas aún fuera del horario de la escuela y hasta que lleguen a su casa.
  22. Que les revise si tienen piojos, si vienen aseados (y sin olores nauseabundos), si comieron, si durmieron; la mayoría de las veces nosotros damos de comer si es preciso y proporcionamos lápices, cuadernos, hojas, fotocopias y libros... Todo pagado por los docentes.
  23. Que cuidemos las instalaciones de la escuela y que si algo no funciona o se rompe, nosotros mismos solucionemos el inconveniente.
  24. Que nosotros somos siempre los responsables de que la escuela sea un ambiente seguro.
  25. Que intervengamos siempre ante problemas de violencia pero sin poder levantarles la voz, tocarlos o agarrarlos para separarlos en una pelea, no podemos retarlos, no podemos ponerles sanciones, etc.
  26. Que comuniquemos las novedades en forma buRRocrática y el infernal papelerío que implica a las autoridades de la escuela, del Consejo Escolar, a los Inspectores a los Equipos de Orientación Escolar, etc.
  27. Que dé atención en todo momento a todos los alumnos sin ningún tipo de diferenciación.
  28. Que sea permisivo ante la ausencia de trabajos que se deben realizar, de estudio, de buen comportamiento y hasta ausencia física del alumno.
  29. Que seamos comprensivos sobre sus diferentes patrones culturales porque hay mucha inmigración y sub-culturas internas que deben ser valoradas igualitariamente sin tener en cuenta que los alumnos no valoren la nuestra.
  30. Que además del trabajo realizado en la escuela en las horas que me pagan, también trabaje (horas que no me pagan) en mi casa y hasta los fines de semana, por las noches, etc. para corregir, estudiar las últimas resoluciones, disposiciones, comunicados, perorata de pedagogos de escritorio, etc. cuando los demás empleados públicos y privados no trabajan al terminar su turno.
  31. Que realice capacitaciones con el fin de aprender lo que al político de turno se le ocurre sabiendo que después viene otro y nos pide una aplicación y contenidos totalmente diferentes.
  32. Que debo aceptar siempre mi culpa del bajo nivel educativo de los estudiantes, cuando en realidad, los docentes debemos aplicar obligatoriamente lo que los políticos y sus pedagogos de escritorio nos exigen; y ellos nunca son culpables.
  33. Que jamás escuchan a los docentes de aula para que los políticos y los pedagogos de escritorio aprendan lo que realmente hay que hacer para mejorar la educación.
  34. Que en mi tiempo libre deba asistir a reuniones de Departamento, Jornadas Institucionales, Jornadas de Reflexión, Plenarias, citaciones de Inspectores, charlas en tal o cual lugar, Concursos de Antecedentes, que la titularización interina, que los servicios provisorios, que provisionalidades y suplencias, que destino definitivo, etc.
  35. Que si voy a una de estas reuniones, citaciones, actos y por ello debo faltar a alguna clase, entonces me dicen que soy un docente vago, malo, que abuso de licencias, etc.
  36. Que debo ser un ejemplo de virtud en mi vida privada y profesional sin tener el derecho a elegir si alguna vez necesito un poco más de espacio y libertad para poder expresarme; ya que si no les gusta lo que escribo, publico o digo, me expongo a citaciones de autoridades superiores, actas, llamados de atención y hasta pre-sumarios.
  37. Que debo tener  respeto por los valores familiares, constitucionales y a los de todas las Administraciones Escolares (Locales y Nacionales), diferencias culturales en cuanto al trato personal cuando no lo hacen ni siquiera los mismos que redactan tales leyes, resoluciones, reglamentos, normativas menores, etc.
  38. Que debo ser un especialista en las nuevas tecnologías y si no lo consigo, me dicen que ya no sirvo y debo buscarme otro trabajo sin computarme más los aportes jubilatorios y de obra social.
  39. Que tengo que tener una mayor relación personal con los alumnos para alcanzar la educación personalizada corriendo el riesgo de ser denunciado por acoso, abuso de confianza y vaya a saber cuántas cosas más.
  40. Que es necesario que todos los estudiantes aprueben la materia, haciendo caso omiso a la real respuesta dada por ellos.
  41. Que no debo faltar y que si lo hago deje una carpeta para actividades de horas libres; pero si el que falta es el alumno, entonces debo explicarle otra vez los temas ya dados. Ante la ausencia, el docente es malo y el alumno bueno.
  42. Que debo capacitarme para atender a los alumnos con alguna incapacidad o capacidades diferentes asegurándome que reciban igual educación sin importar el grado de incapacidad mental o física de la que se trate.
  43. Que no debo enojarme si mis alumnos, sus padres o demás familiares me acosan por teléfono, correo electrónico, comentarios en mis sitios web, etc. para pedir siempre alguna ventaja evadiendo responsabilidades y acciones de esfuerzo personal en el estudio. A nosotros se nos insulta, se nos degrada, se nos amenaza, se nos golpea, se nos hiere y hasta se nos mata en las mismas aulas.
  44. Que siempre debo estar bien vestido y con todos los materiales necesarios para el trabajo en la escuela; todo solventado con nuestros míseros salarios cuando a otros empleados públicos y privados se les dan todas las vestimentas y herramientas necesarias para su labor.
  45. Que debo callarme ante los ataques de ustedes (políticos) y el resto de la sociedad cuando profieren mentiras aberrantes (que trabajamos 4 horas, que tenemos 3 meses de vacaciones, etc.).
  46. Que no debemos hacer huelga por un mayor salario porque la docencia es un sacerdocio; los docentes debemos hacer cumplir el derecho de los alumnos a aprender sin mirar nuestros propios derechos a tener una vida digna.
  47. Que no debemos protestar al tener que pagar el Impuesto a las Ganancias; encima que trabajamos, nos cobran un impuesto por hacerlo.
  48. Que no debemos molestarnos ni protestar contra el sistema debido a que trabajamos muchas horas gratis en las escuelas realizando gran cantidad de actividades que están, incluso, fuera de nuestras obligaciones específicas. O porque las consideramos obligaciones específicas para que la escuela funcione como corresponde y el gobierno no las tiene en cuenta.
  49. Que debo dejar siempre mis problemas personales en la puerta del aula y hacerme cargo de los problemas personales de los alumnos.

 

Todo esto debo hacerlo solo con…

  • Un pedazo de tiza.

  • Una computadora (el que la tenga).

  • Unos pocos libros (los que se puedan comprar, porque por el precio y la prohibición de importarlos ha hecho que hoy sea prácticamente imposible).

  • Algo de ropa.

  • Transportándome como pueda (en servicios hiperdeficitarios y peligrosos típicos de un cuarto mundo o con auto propio pagando exorbitantes precios para su mantenimiento) y siempre llegando a horario.

  • Una gran sonrisa, aunque la dirigencia y la sociedad nos desprestigie y ataque todos los días con mentiras, falacias y degradaciones personales.

 

Ah, me olvidaba… Con un salario básico de 1.211 $ y cifras en negro totalmente ilegales.

Se nota, y se nota mucho, que la educación en la República Argentina está dirigida por ignorantes, sindicalistas corruptos y pedagogos de escritorio; todos van cambiando, y siempre los docentes estamos recibiendo sus palazos. Encima, aplaudieron a rabiar aquellos que se aumentaron un 150 % sus sueldos. Así es fácil.

Esto ya no tiene retorno.

Nota: Este escrito se ha basado en… a) Otros escritos de docentes indignados (de España y la República Argentina). b) En la creciente indignación personal.

 

Federico Martín Maglio

3 de marzo de 2012

Docente de la Provincia de Buenos Aires