FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Críticas Generales, Las Aulas y el Mundial de Fútbol  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

LAS AULAS Y EL MUNDIAL DE FÚTBOL

Pasaron otros 4 años y vamos otra vez con lo mismo. Cada que cada vez que se juega un mundial de fútbol los docentes debemos enfrascarnos, una y otra vez, con las mismas discusiones. “Se debe dejar ver los partidos en las escuelas”, “no se deben ver los partidos en las escuelas porque hay que dar clases”.

Una noticia interesante

En el diario Clarín del 1º de junio pasado, se publica una noticia cuyo título es “Río Negro: los alumnos de un secundario decidieron no ver el Mundial en la escuela para no perder clases”. Esta noticia sí que da ganas de seguir peleándole a la ignorancia. Pero hay un problema. Que esto sea noticia es por demás alarmante y se debe a los antivalores que tiene nuestra sociedad por encima de los valores que se han ido perdiendo en los últimos años. Por las dudas, recordaremos algunos de ellos: Esfuerzo, trabajo, estudio, responsabilidad, cumplimiento con las obligaciones.

No vamos a cambiar nada para bien si estas son noticias y se tapa algo muy grueso: El año pasado el Ministro de Educación Daniel Filmus dijo que los docentes debíamos exigir más en nuestras clases. Este año, dijo que se debe permitir ver los partidos del mundial de fútbol en las escuelas. El doble discurso demagógico que caracteriza a muchos dirigentes políticos.

¿Qué estamos debatiendo?

En varios países de América latina se ha estado debatiendo el tema de dar asueto o dejar ver los partidos del mundial de fútbol en las escuelas, sobre todo, cuando juega la selección de su país. Es una lástima, pero parece que se debaten frivolidades y nunca las cosas realmente importantes, el debate siempre tiene que ver en cómo "salirnos" de la situación "escuela". Y lo realmente triste es que muchas veces esta situación es fomentada por los mismos docentes.

Con respecto a nuestro país... ¿Cuántos partidos de tenis se vieron en las escuelas?... Porque este año Argentina ha tenido, como país y con sus individualidades, actuaciones brillantes. ¿Y cuando juega la selección de básquet? ¿Y la de Vóley? ¿Y con el tema de los Juegos Olímpicos? ¿Y las leonas?, no, claro, casi nunca salieron por los medios y sus partidos eran transmitidos por un canal de cable.

Debemos considerar que este tema existe porque los medios masivos de comunicación son utilizados para manejar nuestra vida ya que los intereses económicos que se mueven en cada mundial de fútbol son inmensos; hay mucho en juego, más que en la cancha. Y cuando el dinero entra a "jugar", el juego pierde protagonismo, tanto como para decidir a los que ganan en una mesa donde se reúnen los representantes de los diversos “sponsors” ¿o no pasó eso en los mundiales de 1994, 1998 y 2002? ¿Ya nos hemos olvidado de los vergonzosos arbitrajes, las apretadas de los clubes de fútbol europeos donde juegan “estrellas” de otros países que los enfrentaban? A nosotros nos toca de cerca el ejemplo de Verón en el último mundial ¿fue para atrás contra Inglaterra porque su contrato en aquel país valía varios millones de dólares?

Ya estamos grandes para "el circo"

Nuestra "identidad" educativa debería estar debatiendo cosas realmente importantes como, por ejemplo, qué proyecto de país, de continente queremos y qué proyecto educativo vamos a implementar para el mismo ya que este año tendremos una nueva ley de educación.

No debemos, como docentes, seguir fomentando el "pasatismo" como deporte nacional mientras en los países más desarrollados diseñan satélites a los 16 años; después no nos quejemos de la situación que nos toca vivir, nosotros contribuimos para que sea así.

Pero la realidad es que muchos docentes y padres están especulando con "qué pasará tal día que juega la selección", y los alumnos... ¡ni hablar! Parece que el gran deporte nacional fuera el evadir responsabilidades. Cualquier cosa siempre "es" más importante que cumplir con las obligaciones que tenemos y la actual actitud tomada por las autoridades educativas en cuanto a fomentar el mirar los partidos en la escuela, lo que hace es profundizar una forma de pensamiento muy contraria a la que debemos tener y transmitir a las nuevas generaciones si nuestra intención es solucionar los problemas graves y de fondo que tenemos.

Argumentos y contra-argumentos

A continuación se trascriben argumentos difundidos durante estos días para justificar esta situación de barbarie junto a los contra-argumentos que deberíamos tener en cuenta...

Argumento 1: "Hay que institucionalizar, mediante resoluciones, una realidad que nos es propia; debemos ver los partidos del mundial con los chicos en la escuela".
Contra-Argumento 1: ¿Y las escuelas que no tienen televisión ni señal de cable? La provincia de Catamarca se expidió en este sentido (no ver los mundiales por no tener televisores en las escuelas, no porque hay que estudiar). Además, selecciones nacionales hay de muchos deportes y jamás se les da importancia. Si se les comenzara a dar importancia, ¿cuándo daremos clases si todo el año tenemos actividades deportivas importantes? ¿Y de las actividades culturales, quién se acuerda?

Argumento 2: "Es una buena oportunidad para que los profesores de Educación Física vieran el partido con los alumnos, y luego realizar un debate sobre las jugadas, reglamentos, opiniones, etc.".
Contra-Argumento 2: Se puede grabar el partido y el profesor lo puede dar en su hora de clases. Al reglamento ya lo conocen todos los chicos.

Argumento 3: "La realidad nos indica que cuando juega la selección, los chicos, en su mayoría, no van a la escuela. El mal menor es que puedan ver el partido en la escuela así van y la escuela cumple el papel de contención".
Contra-Argumento 3: ¿No será que a muchos les viene bien que los chicos sólo sean contenidos en las escuelas y no trabajan en cambiar esa mentalidad? Si no la cambiamos, seguiremos igual que siempre. Primero la diversión. Mientras en los países desarrollados las cosas que se discuten y debaten son otras muchísimo más importantes. No es promisorio el futuro que nos espera con una concepción de escuela como corralito pedagógico, contenedora como casi única función. ¿Aprendizaje cuando se está avalando una práctica social que nos es adversa? Esta es la ideología de la Ley Federal de Educación que todavía algunos "distraídos" siguen apoyando. Nada de cumplir obligaciones ni adquirir conocimientos estudiando... No, eso es martirizante ¡pobrecitos los chicos! Y a la “clase política” ¿no le conviene un pueblo con anti-valores e ignorante?

Argumento 4: "La escuela no debe dar la espalda a lo que significa Identidad Nacional y el fútbol es un elemento que la unifica".
Contra-Argumento 4: Si la identidad nacional argentina se mide por un partido de fútbol, ya mismo deberíamos comenzar a tramitar la ciudadanía de Omán. Además, ¿el fútbol es la identidad nacional? Parece que muchas personas deberían profundizar el estudio de la sociología. Pero bueno, es parte de la identidad distendernos, distraernos, no cumplir con las obligaciones, seguir disfrutando de la vida, total... “cuando no tenga trabajo armo un asadito en la ruta y con mis amigos monto un piquete para pedir un plancito”.

Lindo país, generoso el país.

Una propuesta de trabajo para las escuelas

Para aquellos docentes que quieran realizar un análisis sobre este tema aquí se presenta una propuesta de trabajo... Consiste en responder sólo 6 preguntas.

  1. ¿Qué define un partido de fútbol?, ¿la realidad cambió al terminar el partido?
  2. ¿Se juega en un partido de fútbol el honor nacional? Si la respuesta es afirmativa, explique también por qué cree usted que las mujeres no son dignas defensoras del honor nacional.
  3. Haga la comparación entre lo que significa la vida de un futbolista profesional y la vida de una maestra de frontera.
  4. ¿Considera usted que la realidad del país cambiará luego de terminado el mundial?, ¿por qué?
  5. ¿Cuáles son las implicancias culturales de que el fútbol sea manejado por empresas privadas y no por los socios de los clubes como años atrás?
  6. ¿A qué se debe que los medios de comunicación se hagan eco de una supuesta pasión nacional por el fútbol masculino descuidando deportes supuestamente femeninos? ¿Y qué podría acotar sobre la sociedad misma en este punto?

Federico Martín Maglio - Junio de 2006