FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Críticas Generales: En el Aula el Problema es el Abandono del Sistema Educativo  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

EN EL  AULA EL PROBLEMA ES EL ABANDONO DEL SISTEMA EDUCATIVO

Una tarde en un aula bonaerense

Escrito de Gladys Pitrau (papi@sinectis.com)

Hay aulas en paupérrimas condiciones
nulas de material didáctico
bancos rotos, tapas que vuelan
sillas sin respaldos
falta de bancos...
Pizarrones... Si los hay
mala ventilación
no hay espacios en pasillos
ni hablar de placares para guardar cosas
que haya luz, gas, calefacción ¡Milagro!

Pocos baños, pozos rebalsados, patios chicos
tenés suerte si nada esta electrificado
comedor escolar, la merienda, las zapatillas...
Y maaaasssssssss.

Niños con problemas sociales cada vez más graves
que escapa de las manos de un docente
para educarlos, ayudarlos
se necesita personal especializado

Violencia familiar
violencia de un estado ausente con aviso

Hambre

Otros  no viven con sus padres
sino con quien los tomo: abuelos, tíos, vecinos...
(abandono).

Muchos no tienen calor de hogar al volver a sus casas
por ello andan en la calle, a la buena de dios
miles viven bajo un  solo ambiente,
no teniendo privacidad con los mayores
ni un lugar digno para estudiar o dormir

Algunos  abusados...
De todas las maneras que se lo imaginen y peor también

Pocos traen tan solo un cuaderno y lápiz
ni hablar de un libro
todo lo que es papel se vende; eso ya nos enseñaron.

No es sorpresa escuchar “fulanito robo el almacén del barrio
con un arma"
tenemos de estos casos
”ya estamos acostumbrados”.

Como también es común
que se peguen
y que el docente que se pone en el medio la ligue con alma y vida
de esto y mucho  más “también estamos acostumbrados”.

Es malo estar acostumbrados.

En esta nueva educación... Donde todo se quiere innovar
en medio de todas estas problemáticas
mas la superpoblación
se  inscriben niños con capacidades diferentes
donde merecen ser atendidos dignamente.

Y hay mássss...

Contestación, asesoramiento... ante estos problemas
¡arreglátela!
¡Dá clases!
Cuando estudiaste esta profesión sabías las consecuencias, riesgos y frustraciones, ¡más vale!
No falta la célebre frase del teórico de escritorio con mate en mano
(perdón el que se sienta identificado).

"¿Qué riesgos? Yo solo quería enseñar",  pensamos.

Se para al pibe que pega, y mientras ligate alguna vos
con mucha suerte una patadita, bien de punta como Maradona.

Si el niño esta muy acalorado
unos saltitos en tus pies, un golpe en la espalda,
una mordedura, tené cuidado...
Que no te cuelgue nada sobre tu cuerpo
porque como Tarzán con  la liana,
terminará  balanceándose hasta que te derribe
festejandolo...

Trata de pasar con la velocidad de la luz
cuando un niño te llama, por  alguna ayuda
por arriba de los bancos, de tus alumnos ,
de las sillas, patendo mochilas,
patinando con esa cáscara de la fruta recién comida
¡que es tu culpa que este allí tirada! Por no haberlos educado.

Clavate esas puntitas de las sillas sin respaldos,
aterrizando sobre la tapa móvil de aquel banco
hace piruetas para que no caiga sobre ningún niño,
date vuelta, estirate, salta,  esquivala y  abrazala en el aire.

Porque siempre tenés que tener presente
"la responsabilidad civil ante todo;
tu vida que te la cuide tu abuela".

No falta el interrogatorio  a un docente abollado
¿como se hizo este esguince?
¿esta tendinitis no la tenía de jugar al tenis?
Estos moretones serán várices
¿se cayó sentada?, ¿qué hacía en el salón?... Bailando
no corresponde a la ART.

¿Quién se lleva los laureles...?

"En las escuelas a los niños no se los discrimina, son todos, bienvenidos e inscriptos.

Porque faltan escuelas, muchas
las egb
polimodales
jardines de infantes
especiales,
pero claro... Puede no hacerse notar.

Y déle nomás, ¡sin limite!
Todos rejuntados y apilados.

Y nuestra impotencia de maestro
de vernos abandonados, usados, desprestigiados
por un sistema ausente, autista, soberbio, retrógrado
preocupados más por los medios y los votos
que por la educación misma.

Por ello... Nos acoplan
tareas de las cuales, la pedagogía  y didáctica
las dejamos colgadas en los percheros de antaño,
para dedicarnos al asistencialismo
reemplazando a veces:
al medico, psicólogo, cura, terapeuta,
policía,  abogado, economista, madre,
 padre y sigue...

Y así entrando la política “partidiaria” por la puerta
saliendo los conocimientos básicos  comunes y no comunes por la ventana...

Hasta haciéndonos sentir cómplices
de hacer que enseñamos
y los niños hacer que aprenden.
 
Los demás...  Hipócritas
verseando  y fabulando.

Como si todo se arreglara con más tiempo
 y no con más calidad y racionalismo.

Dicen:

"¡Se enseñará  mejoooooooorrrrrrr  con 180 días!
¡No con 190!  ¡O... 200!" 

Así lo hacen en el primer mundo.

Pues vaya, qué igual que somos...
Los docentes
los niños
las escuelas
los que nos dirigen
con aquel mundo tan mencionado

No falta esa  mirada a un costado, del clásico piolita
"¡yo me las se todas;
mira  como la gambeteo!"

Negando estas problemáticas que nos agobian día a día
ante la pregunta nuestra:

¿Cómo hacemos para instruir... Como quería sarmiento?
No hablemos ni de ley federal, fulano, ni pirulo... Sarmiento.
Me conformo con "retroceder" 
a las ideas innovadoras de nuestros próceres,
grandes visionarios.

En el presente solo nos queda
la infaltable
sonrisa, palmadita, por detrás
(tipo "andá a cantarle a gardel").

Luego el silencio.

Giro de 180°,
volver al salón,
vacío de expectativas,
de poder educar
al soberano
para una nación

preparándolos para el futuro
de un mundo que necesita trabajadores  
que sepan pensar
para saber comunicar
y saber vivir en comunidad.

Y no almas en pena.

Pena por no haber tenido la misma oportunidad
que los niños del primer mundo,
del cual fueron expulsados.

Gladys Pitrau
D.N.I. 12.760.051 (maestra)