FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Críticas Generales: Escuelas de Autogestión o Charter, Cuidado  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

ESCUELAS DE AUTOGESTIÓN O CHARTER, CUIDADO


Con respecto a las escuelas de autogestión o las denominadas "charter", debemos estar atentos por varios motivos; si bien no las descalificamos por completo porque en algunas realidades podrían ser positivas.

El peligro de la autogestión es aceptar que el dinero llegue a la escuela por alumno. Consideramos que es un error de concepto con respecto a lo que significa una escuela pública de calidad y no se debería apoyar bajo ningún aspecto.

  1. Si la cantidad de alumnos merma, también lo hará el presupuesto. Entonces, directa o indirectamente, esta situación influye en los docentes por el tema de "retener" alumnos que no deberían seguir en el establecimiento o puede haber presiones por las calificaciones. Por ejemplo, podría darse la situación de no hacer repetir (amenaza de cambiarse de escuela) o no dar el pase a un alumno por no perder presupuesto.
  2. Las escuelas deben tener un personal docente acorde a las necesidades y no a la disposición presupuestaria. Por ello el dinero debe ser presupuestado por docente y no por alumno más las necesidades edilicias, material didáctico, etc. De esta forma, se dejarían de lado los inconvenientes apuntados en el punto 1 y se garantizaría el cumplimiento del artículo 14 bis de la Constitución Nacional en cuanto a "igual remuneración por igual tarea" en el ámbito docente; es que con el sistema propuesto, la remuneración variará de acuerdo al presupuesto por alumno.
  3. Siguiendo el punto anterior, en este sistema sólo se garantiza un nivel salarial acorde al "rendimiento" de la institución. Si tienen muchos alumnos, los docentes tendrán la oportunidad de tener un salario mayor. Esto huele a los dichos de los últimos ministros repitiendo el verso del Banco Mundial de aumentarnos el salario "por productividad". Este concepto encierra la mercantilización de la educación.

La autogestión debería pasar por lo pedagógico y administrativo pero jamás por lo económico. Pero si la autogestión pedagógica significa no tener en cuenta lineamientos nacionales, entonces significa comenzar la feudalización del sistema educativo cuya principal consecuencia es su desestructuración. Si esto se produce, entonces será imposible implementar un proyecto educativo nacional dentro de un proyecto de país. Si la sociedad está dividida en pequeños proyectos autónomos, entonces se desarticula la nación.
Como ejemplo actual, diremos que imponen la realización del PEI cuando no hay proyecto nacional educativo. Una contradicción total ¿o no?.

Desapareció el concepto de "Proyecto Nacional" del vocabulario argentino. Al no tenerlo, los grupos de poder mundial imponen en lo macroeconómico lo que se les ocurre y nosotros lidiando con lo micro.

En la realidad actual, la autogestión escolar (sin la económica) puede ser una salida para que la escuela esté abierta y, mientras ello suceda, tenemos abierta la esperanza de que algún día esos chicos puedan construir un proyecto de nación, hoy no. Pero aclaramos que bajo ningún punto de vista acordamos con este sistema más allá de considerarlo una etapa coyuntural.
Es que la escuela debe cambiar la sociedad, ser agente de cambio y no, como nos dicen ahora, adaptable a la situación que le toca enfrentar. Eso es un horror y no hay filosofía de la educación que la avale, ni siquiera el Banco Mundial desarrolló una. Una cosa es educar para la adaptación y otra muy diferente es educar para la transformación.

Las recomendaciones del Banco Mundial pasan por constituir Asociaciones Civiles sin Fines de Lucro y ganadas por concurso.

En algunos Estados de Estados Unidos y en varios países de América latina en que este sistema comenzó a aplicarse se abrió la puerta para que "cualquiera" pudiera instalar una escuela con subsidio estatal por alumno. Pasan el presupuesto público a la actividad privada. Y es intención pasar a este sistema a todas las escuelas públicas ¡terrorífico!.

Se dan casos en que gremialistas, docentes, narcotraficantes, políticos, empresarios, etc. pueden poner las escuelas que quieran con sólo cumplir algunos requisitos burocráticos y los controles (pedagógicos, económicos, administrativos) los realizan también empresas privadas y consultoras extranjeras aliadas a los organismos de poder privado.

Tenemos conocimiento de algunas escuelas públicas y privadas que son apadrinadas por grandes empresas que reciben de éstas presiones para que ciertos docentes no sigan dando clases por desarrollar temas que a ellos los incomodan, como el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. Ahora nos dicen que nos tiran los Estatutos a la basura y por el mal llamado "Pacto Educativo II" los directivos o el Consejo de la Escuela contratarán a los docentes en forma directa (arreglando salarios, contenidos,etc.).

Federico Martín Maglio

Julio de 2001