FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Críticas Generales: Manifiesto del Foro Social Mundial sobre Educación  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

MANIFIESTO AL FORO SOCIAL MUNDIAL

Brasil, Porto Alegre, 25 al 31 de enero de 2001

 

Educación Pública, deber del Estado, derecho del ciudadano.

Lucha en defensa de la educación pública, gratuita, de calidad, con compromiso social.

 

ANDES: Sindicato Nacional de Docentes de las Instituciones de Enseñanza Superior.

FASUBRA Sindical: Federación de Asociaciones de Trabajadores de Universidades Brasileñas.

SINASEFE: Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación Técnica y Tecnológica.

 

Las entidades representativas que actúan en el Sector de Educación Federal del Brasil, traen a conocimiento de la comunidad internacional representada en el Foro Social Mundial, su lucha contra el desmantelamiento de la educación pública brasileña, como también su intransigente defensa de la educación pública de calidad, universal, capaz de formar integralmente a todos y todas nosotros/as, ciudadanos/as brasileños/as comprometidos con la refundación del movimiento social.

 

El gobierno del presidente Fernando Enrique Cardoso, en función de sus compromisos con el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el BM (Banco Mundial), va implementando reformas que alteran profundamente el papel del estado y la organización del trabajo. Esos organismos pretenden justificar un conjunto de reformas impuestas a los países periféricos, como el caso de Brasil, valiéndose de eufemismos como modernidad, racionalización, productividad y flexibilidad, configurando como consecuencia un verdadero apartheid social en escala planetaria, con creciente desempleo y extinción de derechos sociales y laborales conquistados por la clase trabajadora.

Buscan, en realidad optimizar la aplicación de recursos desperdiciados por las políticas sociales y destinados a los fines más nobles como la acumulación de capital financiero por medio de dádivas, programas de asistencia a bancos y empresas en maniobras fraudulentas u otras de apropiación y redestinado de recursos generados por la superexplotación de la clase trabajadora.

En el caso específico de la educación pública, todas las líneas de equidad social, isonomía y universalismo existentes en los sistemas brasileños, federal, provincial y municipal, van siendo, paso a paso, destruidos. Con eso el BM pretende asegurarse como gran mentor y tutor de las reformas educacionales, de la adecuación del actual modelo de dominación y acumulación del capital, que excluye la periferia del capitalismo el conocimiento avanzado.

El programa del gobierno federal brasileño afirma que una de sus prioridades es la educación en la agenda política del gobierno de FHC. ¿Mas qué prioridades son esas? Son básicamente descaracterizar la educación como derecho social y deber del estado, a través del abandono programado, del fomento de la privatización interna, y la mercantilización de la educación, en sucesivas tentativas de reformar la legislación de modo de institucionalizar un modelo de educación volcado para el mercado, modelo totalmente incompatible con la democracia, tanto en el nivel mas amplio de relaciones entre Estado y sociedad, como en el ámbito interno de instituciones sociales.

El propio gobierno federal presenta con claridad sus objetivos destructivos en relación con la educación pública: frenar el crecimiento de instituciones federales de educación superior, reconfigurando el sistema, diferenciando las instituciones y sometiéndolas al sector privado, reformulación de la educación profesional, técnica y tecnológica, conforme a las demandas del mercado; garantizar proceso heteronómico de escuela de dirigentes, sin la participación efectiva de estudiantes y trabajadores / as y al mismo tiempo, oficializar la interferencia a instancias del gobierno o que contraría la autonomía universitaria garantizada en la constitución nacional de Brasil; tratamiento discriminatorio de las unidades de educación básica vinculadas a las universidades (como los Colegios de Aplicación, escuelas experimentales, etc.) y en especial los profesionales que allí actúan, además de variadas ingerencias de MEC en la autonomía didáctica pedagógica de esas unidades; tentativa de transferencia de hospitales universitarios - principal puerta de acceso para multitud de excluidos a las universidades brasileñas.- para el Ministerio de Salud, no bajo un conjunto de modificaciones destinadas, como en los establecimientos de enseñanza, a privilegiar al sector privado, en detrimento claro del Sistema Único de Salud .

En el pasado reciente se registran varias embestidas el Gobierno federal en le sentido de implantar en Brasil, las reformas exigidas por los organismos internacionales. Destacamos algunas de particular impacto.

  • En los últimos meses del siglo XX, el proyecto de regulación del empleo público en las instituciones de enseñanza, es reconfigurado en tres dimensiones básicas: aceleración del proceso de privatización, flexibilización de las relaciones de trabajo y descaracterización del papel de esas instituciones, tratando a la educación allí ofrecida, como mercancía en circulación en el mercado, en busca de rentabilidad para el capital. Además, altera las relaciones de trabajo, sometiendo a la fuerza de mando de los gobernantes de turno, desfigurando el papel de los trabajadores / as de la educación, que son privados de cualquier control sobre el producto final de su trabajo.

  • Marcando el inicio del nuevo siglo, dos medidas llaman la atención: reajuste salarial para los profesionales de la educación federal, y más ampliamente para los servidores públicos federales, en los dos últimos años. La otra medida se refiere a los vetos presidenciales al Plan Nacional Educación elaborado por órganos del propio gobierno y defendido, en el congreso Nacional por parlamentarios de base de sustentación gubernamental. Fueron vetadas, entre otras, la ampliación de los recursos educacionales del 5% del PIB al 7% en diez años; la creación de la Fundación de Mantenimiento y Desarrollo de la Educación Superior, presentado como el instrumento capaz de ampliar al 40% la matrícula de graduación en las instituciones públicas; la implementación de planes de creación de carreras para profesionales de áreas técnicas y administrativas.

 

Las instituciones firmantes de este documento han criticado, desde su primera divulgación, los fundamentos del Poder Ejecutivo Nacional y su antidemocrático proceso de construcción. Evaluamos los vetos como inequívocos retrocesos en un proyecto privatizante desde su origen y diligentemente conformando las políticas neoliberales de la última década.

Esta redefinición de la propia razón de ser de la educación pública brasileña, reduciéndola a simple reproductora de conocimientos, mediante, también, la propuesta gubernamental de fragmentación en diferentes categorías profesionales del sector educacional, trae graves consecuencias para la organización sindical, arduamente construída y conquistada por los trabajadores/ as del servicio público federal.

Reclamamos a la comunidad internacional representada en el FSM a divulgar ampliamente las denuncias aquí presentadas y unirse al conjunto de los trabajadores/as de la educación brasileña en su lucha contra las políticas sociales en Brasil y en otros tantos países aquí representados.

 

Centro Nueva Tierra

Piedras 575 PB - 1070, Buenos Aires, Argentina

cnt@nuevatierra.org.ar

Teléfono - Fax: 54-11-4345-4774 / 54-11-4342-0869