FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Futuro Educativo: Definición de Conceptos  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

CAPITALISMO:

Sistema socioeconómico basado en la propiedad privada de los medios de producción y en el contrato libre de trabajo asalariado con el objetivo de desarrollar las actividades productivas. La producción se encuentra en manos de la iniciativa privada que busca obtener una ganancia personal y el Estado no debe intervenir en las actividades económicas.

Sus principales características son:

  • La propiedad privada de los medios de producción (tierras, máquinas, edificios, herramientas, dinero, etc.).
  • El empleo de los medios de producción como capital (recursos para la producción de bienes con el objetivo de obtener ganancias).
  • Libre contratación de mano de obra a cambio de un salario.
  • Creciente empleo de la tecnología aplicadas a la producción de bienes y servicios.

Supone que el egoísmo personal impulsa la búsqueda del progreso material a producir más y mejores bienes y, por ello, se beneficia la sociedad en su conjunto.

Ejemplo: podemos comprar fruta porque el verdulero, por su egoísmo personal, quiere ganar dinero y para ello pone el negocio y lo abastece para que nosotros vayamos a comprarle. Así se establece la idea de que una persona ganará direro de acuerdo a su propia capacidad.

El capitalismo toma identidad tal cual lo conocemos hoy entre fines del siglo XVIII (principalmente con Smith) y principios del siglo XIX.

 

KEYNESIANISMO:

Política económica orientada por John M. Keynes (inglés) y aplicada por Franklin D. Roosevelt en EE.UU. desde 1933 y conocida con el nombre de New Deal (nuevo trato). El objetivo inicial fue paliar los problemas ocasionados por la Gran Depresión iniciada a partir de la caída de la bolsa en Wall Street 1929 y que significó el fin del liberalismo económico vigente hasta entonces.

Para Keynes el Estado debe intervenir en la economía para corregir los inconvenientes creados por la libertad en los mercados (monopolios, oligopolios, concentración de poder en los más fuertes, abusos y explotación contra los obreros, etc.). De esta manera, el Estado debe regular las actividades económicas tales como: salarios, precios, tasas de interés, condiciones de trabajo, valor de la moneda, nivel de empleo, etc..

Con el Keynesianismo el capitalismo acepta la intervención reguladora del Estado en la economía produciendo un gran cambio en la teoría liberal económica. Se inicia una época de importantes programas de inversiones públicas, acción social y reactivación de la industria nacional con políticas proteccionistas.

 

ESTADO DE BIENESTAR:

Se llama así al conjunto de programas de la seguridad social que fueron destinados a proporcionar un mínimo nivel de vida digno a las personas con menores posibilidades económicas dentro de la economía capitalista. Estos programas incluyeron créditos hipotecarios (para viviendas), atención sanitaria gratuita, mejoras en los salarios, jubilaciones, y, en ocasiones, cupones de descuento para la obtención de alimentos. Las personas destinatarias de estos programas fueron las que vivieron en la pobreza, en particular aquellas familias que no superaban determinado límite de ingresos y tenían a su cargo niños, así como las personas mayores y las incapacitadas. Los programas del Estado de bienestar se financiaban mediante los presupuestos del Estado y las aportaciones de las corporaciones locales y regionales y el pago de mayores impuestos por parte de las grandes empresas.

Su implementación comenzó en Estados Unidos luego de la Gran Depresión con la aplicación del Keynesianismo (1933) cuando hay un aumento del papel del Estado en la economía. Se amplía a otros países occidentales durante la Guerra Fría y a partir de la crisis petrolera de 1973 comenzó su decadencia.

 

MONETARISMO:

Teoría formulada por Milton Friedman en la década del ‘60 (Universidad del Chi­cago). Se basa en el liberalismo y es una reacción al Keynesianismo. Su preocupación máxima es la inflación la cual, dice Friedman, es un problema estrictamente monetario.

La inflación se produce, según el monetarismo, porque hay más dinero en circulación (en la calle, en manos de la gente) del que debería haber de acuerdo a las reservas del Banco Central y a la actividad económica en general. Por ejemplo: Si existen reservas por 10.000 millones de dólares, la cantidad de dinero circulante por el país en pesos no debería superar tal cifra. Si hay más, ese dinero no tiene respaldo y vale menos.

Para evitar que exista más dinero circulante que las reservas, propone que la oferta monetaria crezca un porcentaje fijo, constante e inamovible, que sea bajo para evitar la inflación pero que se ajuste al crecimiento del país a largo plazo (ya que no se puede controlar la circulación monetaria día por día de acuerdo a la actividad económica real).

Además, el monetarismo sostiene que se debe eliminar el déficit público (es cuando un gobierno gasta más dinero del que recauda por impuestos) y evitar, con una buena legislación, a los monopolios, oligopolios y a los sindicatos porque interfieren en el funcionamiento del mercado de trabajo (que debe ser libre y sin intervención estatal).