FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Futuro Educativo: Nota de Llach en el Diario "La Nación"  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LA NACION LINE | 25.03.99 | General

Radiografía de la educación

Más recursos, pero mejor distribuidos

Por Juan J. Llach

 

Si queremos acelerar el progreso de la educación en el país habrá que incrementar los recursos.

Eso sería posible en el marco de una nueva ley de coparticipación federal que destinara más recursos al capital humano, y en particular, a la educación. Eso sí, todo acompañado de una mejora de la organización del sistema educativo. Si no, corremos el riesgo de la ineficiencia y de que los fondos nunca lleguen al aula.

Cómo se puede mejorar la organización del sistema educativo, es una de las preguntas clave. Lo importante sería aplicar la tendencia internacional, que consiste en tres puntos:

Evaluar la calidad educativa de todas las escuelas y hacer público los resultados, no sólo enviando las calificaciones a las escuelas, sino también a los padres y a la comunidad. Esto constituiría un elemento de juicio de gran valor.

Dar mayor autonomía a las escuelas llegando inclusive al concesionamiento y aprovechando la cultura de las cooperadoras que existe en nuestro país. De esta forma, se permitiría que los directores contrataran a sus propios maestros, que estos tengan incentivos adecuados y que se terminara con la burocracia presupuestaria que posterga las soluciones urgentes de cada establecimiento.

Redireccionar inicialmente los mayores recursos hacia el 30% o 40% de escuelas con mayores necesidades. A veces los padres no pueden elegir el mejor establecimiento para sus hijos porque hay uno solo en la zona. Tampoco suele haber suficientes maestros calificados. Por eso hay que ayudar a todos, pero empezando desde abajo, con las escuelas más pobres.

 

El autor es director del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral- Fundación Mediterránea).

Copyright (c) 1999 La Nación | Todos los derechos reservados