FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 Debatiendo acerca de la Nueva Ley de Educación, de José Luis González  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

DEBATIENDO ACERCA DE LA LEY DE EDUCACIÓN

De José Luis González, joseluisgonzalez75@hotmail.com


En mi paso, como estudiante, por el Colegio Nacional Justo José de Urquiza, conocí al profesor y amigo Martín Maglio y tuve el agrado de compartir el aula, y en general sus pensamientos .- Hoy, pasados unos años soy un seguidor de su página web: http://www.fmmeducacion.com.ar/Editoriales/077inl06.htm y al ingresar en la misma encuentro un artículo muy importante titulado “DEBATE POR LA NUEVA LEY DE EDUCACIÓN: LA OBLIGATORIEDAD”.- El mismo, firmado por Martín Maglio, trascripto en su totalidad dice lo siguiente: "En estos días los argentinos nos encontramos debatiendo por la nueva ley de educación. Uno de los temas puntuales es el de la obligatoriedad: al respecto, digo lo siguiente... Si la educación es un derecho, no hace falta que sea obligatoria, basta con que el Estado GARANTICE el ejercicio del derecho a todos los habitantes y estos lo ejercerán si lo consideran necesario y beneficioso. Es decir, si la escuela como institución es buena y tiene beneficios para la persona y la sociedad, la gente “se matara” por ir a la escuela, todos querrán tener un lugar en ella.-Otros derechos existen y no hay ley que exprese que sea obligatorio ejercerlos, por ejemplo, el trabajo. Este derecho no es ni siquiera garantizado por el estado y ahí tenemos el problema de la desocupación ya que el mercado se beneficia con ella (a mayor demanda de trabajo bajan los salarios).Imaginemos que tengamos una ley que obligue a todos a ejercer el derecho de navegar o profesar un culto a una persona que es agnóstica (artículo 14 de la constitución nacional). En todo caso, la obligatoriedad debería ser de los padres /tutores/ encargados de los menores a que los envíen a la escuela. Y aun así podría ser cuestionable. Personalmente pienso lo siguiente...

Suponiendo que sea obligatorio ir a escuela y muchos decidieran no hacerlo ¿la convivencia social se vería resentida? ¿Estaría en mayor peligro que hoy? Por un lado, pienso que me vería perjudicado no solo por la inseguridad, sino porque habría mucha gente que no aprendería cosas básicas para -por ejemplo- votar mejor y me tendría que “comer” malos gobiernos votados por gente muy ignorante. Por otro, pienso que hoy tengo un alto nivel de inseguridad y he vivido gobiernos horripilantes votados en una sociedad con educación obligatoria. Entonces, considero que no se debería perder el tiempo yendo a las consecuencias de los problemas. Hay que solucionar las causas y una de ellas es que la escuela como institución no cumple con la función de educar como corresponde (en el sentido de brindar conocimiento). Si solucionamos esto, quizá y solo quizá, se pueda mejorar nuestra sociedad.

Acordando en líneas generales con el profesor hay una particularidad en la que difiero y es su consideración de cómo solucionar una de las “causas” .- En este caso Martín plantea la institución (escuela) “...para mejorar quizás la sociedad...”.-

“Al cáncer no se lo mata con aspirinas”.

Recuerdo que Martín me califico con un diez un trabajo práctico que expresaba entre otros estos conceptos: “CAUSALISTA: es decir, explica los fenómenos (en cualquier campo) como una concatenación interminable, infinita, de causas-efectos. Es opuesto, por tanto, a la concepción FINALISTA, que concibe los fenómenos en función de un PRINCIPIO, de un ORIGEN, y que por lo tanto, cualquiera fuera el derrotero de los fenómenos, estos deben tener necesariamente un FIN. Donde más claramente se aprecia esta concepción es en la religión. (dios es el principio y fin de todas las cosas), pero también en otras doctrinas (por ejemplo los revolucionarios franceses del siglo XVIII atribuían a la RAZÓN)”.

Es correcto que como profesor se esfuerce en tratar de mejorar el sistema educativo; lo incorrecto (a mi modo de analizar la cuestión) ES EL MÉTODO QUE UTILIZA y por consiguiente su practica: el apriorismo que emerge en este último párrafo señalado , donde plantea, "...que la escuela como institución no cumple con la función de educar como corresponde (en el sentido de brindar conocimiento). Si solucionamos esto, quizá y solo quizá, se pueda mejorar nuestra sociedad...".

El Apriorismo es un método incorrecto de razonamiento que refleja un sistema de ideas a partir de una parte de la realidad objetiva. (Por ejemplo:. “En la pared de Froilan hay suciedad. Entonces Froilan tiene la casa sucia por que él es sucio, es mas Froilan es Argentino; todos los Argentinos son sucios, etc.”).

De esta manera mi querido profesor y amigo se contradice y determina la negación de la causa que lo motivo a escribir esa nota.

La sociedad capitalista (la que padecemos), esta gobernada por los representantes de los capitalistas; estos tienen todos los medios necesarios para mantener su poder; la educación es uno de los medios para perpetuar su dominio como clase. El “nivel” educativo estará determinado por la situación de las fuerzas productivas. Es allí donde la necesidad de los capitalistas determinara el nivel educativo con relación al nivel de productividad que estos necesiten.

La educación en la sociedad capitalista va al ritmo del mantenimiento de la tasa de ganancia. Como correctamente a expresado Martín en una de sus clases Martín, en el Keynesianismo la necesidad de tener en la industria excelentes técnicos e ingenieros lo lleva a optar por otorgar mas presupuesto a la educación. Las crisis económicas en el ámbito mundial cíclicas y el bajo desarrollo en las industrias determino bajar los índices presupuestarios educativos; no está de menos mencionar que todo ataque a la educación exacerba la lucha de clases; (acordémonos de los 70, mayo francés, etc.).

El remedio para la mejora de la sociedad no existe; a ésta hay que cambiarla. -Para ello hay que revolucionar la educación en la perspectiva de concientizar la clase de que el cambio no es una utopía, sino una necesidad que esta determinada por no sucumbir en la barbarie capitalista y organizar una vanguardia que sea conciente de la necesidad de ser clase para sí; es decir que la mayoría de esta sociedad, los explotados de la ciudad y el campo, tengan en claro el camino de la libertad de luchar por una sociedad sin clases.

Palabras finales “nuestra sociedad”

Respecto a este concepto que utiliza Martín , considero que es más un error de redacción que un criterio de propiedad, pues en un sistema social capitalista donde la Propiedad privada de los medios de producción es su principal fundamento, decir que es “nuestra” sociedad, no lo comparto.- Sí, correctamente podemos expresar que somos parte de esta sociedad, pero ello no determina la propiedad, a lo sumo deberíamos decir que somos enemigos de esta sociedad oscurantista, explotadora, etc.

José Luis González sábado, 05 de agosto de 2006