FMM
EDUCACIÓN

República Argentina - Buenos Aires - San Nicolás
Educación, política, economía, historia, libros, nuevas tecnologías

Usted está en...

 La Universidad Cromañona en Argentina, de Eduardo R. Saguier  

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mapa de este sitio
Novedades del sitio
Mi portal
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Nuevas Tecnologías
Materiales para el aula
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

 

LA UNIVERSIDAD CROMAÑONA en ARGENTINA

Autor: Eduardo R. Saguier

Nuevamente el Presidente Kirchner nos ha sorprendido con cuantiosas dádivas materiales para unas determinadas universidades del país. Digo esto por cuanto el Presidente pareciera que no conoce el tema o simula ignorarlo. Kirchner cree que el drama de la Universidad Argentina se arregla con limosnas.

Teniendo en cuenta que la estructura de poder de la educación superior argentina está más descompuesta y gangrenada que lo imaginable, imposibilitando cualquier sano intento de modificarla desde adentro, el Presidente Kirchner debiera tomar en consideración que las inversiones edilicias por más cuantiosas que ellas fueren no alcanzan para paliar la miseria moral existente en sus claustros, para lo cual debe pensar en como incidir políticamente para que sin afectar la autonomía universitaria se amplíe la participación, la imparcialidad y la transparencia en sus actos administrativos, que enmiende las proscripciones, las segregaciones y los abusos institucionales vigentes, previniendo el cada vez más degradante curso de los acontecimientos y sus escandalosas derivaciones (fraudes y fuga de cerebros).

Los mecanismos electoralistas internos del las Universidades Nacionales nada dicen respecto a una cuantiosa serie de violaciones morales, legales e institucionales que agravian profundamente el quehacer universitario argentino, y sin cuya ineludible reparación ninguna limosna lo puede enmendar. Nada dice el Presidente Kirchner respecto a la inconstitucional estructura normativa de los organismos universitarios, de la falta de transparencia y de los ocultamientos premeditados de sus actos administrativos, de los prebendarismos y clientelismos disfrazados como actos confidenciales y reservados, de los absolutismos violatorios del principio de equilibrio y división de poderes, y de los simulacros y montajes pre-electorales fraudulentos de voto pasivo calificado (proscripición de los profesores interinos) y de distrito múltiple (elecciones fragmentadas por Facultades y Departamentos).

En suma, el Presidente Kirchner calla absolutamente la estructura de poder patriarcal, discriminatoria, patrimonialista, deformadamente profesionalista, corporativamente cerrada, y premeditadamente fraudulenta vigente en el aparato universitario argentino. Esta decadente estructura de poder ha terminado por desintegrar a las instituciones universitarias Argentinas, privando de seguridad y confianza a sus integrantes y alterando sus centros y parámetros morales.

Finalmente, en este rosario de agravios: los mecanismos comunicacionales impenetrables y secretos; las normativas escalafonarias prebendarias; los sistemas de calificación absolutistas (son juez y parte interesada); los regímenes de representación estamental pre-moderno; y los sistemas electorales fraudulentos y antidemocráticos, han sido la fuente originaria de un creciente faccionalismo cultural, de un electoralismo clientelar, de un permanente drenaje de inteligencias, y de un discurso oculto de prejuicios, discriminaciones, exclusiones y amedrentamientos, de los cuales la Secretaria de Políticas Universitarias y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) son también plenamente responsables.

Eduardo R. Saguier
http://www.er-saguier.org